¿Serán las reinas resistentes a las infecciones?