Reconociendo tu adicción



Si bien, para algunos la apicultura es un negocio, para muchos de nosotros esto, es una adicción. ¿Qué es una adicción según San Aurelio de Aquí?

Una adicción es lo te causa satisfacción a un costo alto de tiempo, dinero y esfuerzo, y aunque no sea productivo, regresas y regresas por mas droga, y mantienes tu adicción con tu trabajo honesto, o robas, pides prestado, arrebatas, o arañas la tierra para sacar más para mantener tu adicción. “Y la impura se siente pura como cuando era muchacha, y todo tiene tintes de castidad simulada…”

El mundo de las abejas es tan fascinante e increíble, tanto como la información desmedida y abundante en las redes sociales. Alguna de la información es buena, otra más buena, alguna de risión y especulativa y no falta quien nos trate de vender ideas descabelladas y quien se las compre como si fuera religión. “Y el mundo de los apicultores se hace fuerte, y solo los valientes lo arrebatan…! ¡Amen!

Hace dos semanas, estuve en la sierra algunos días, y mi telefonía desconociendo las redes electrónicas que hacen posible la comunicación moderna, me desconecto. Estuve desconectado del Facebook 4 días y sobreviví… ¡Uff! Así es lo mismo que me pasa en mi vida sin abejas, el tema abejas, miel, propóleos y piquetes, sino tengo en mi diario caminar algo que me regrese a la colmena, sufro los malestares de la adicción reprimida.

Las siete señales que identifican a un adicto

Si tienes colmenas a unos pasos de tu puerta principal, y necesitas decirle “Buenos Días” y saludarlas cada vez que entras y sales de tu puerta; eres adicto

Si te encuentras platicando con el panadero sobre la importancia de las zonas de apareamiento y de lo necesario que son los zánganos en la cena de navidad ; eres adicto.

Si todas las flores de tu entorno y caminos capturan la vista y te olvidas de los monumentos a los hombres y héroes muertos que están en tu panorama y te imaginas apiarios en cada paisaje e ignoras los cartelones que piden tu voto; eres adicto

Si escuchas zumbidos y tus ojos siempre están buscando el enjambre que tu imaginación crea en cada árbol, y te olvidas del paisaje por buscar abejas; eres adicto.

Si cierras tus ojos para dormir y en lugar de contar borregos cuentas reinas, o cuando te pega tu mujer una enorme cachetada en lugar de ver estrellas ves abejas; eres adicto.

Si te enfermas o tienes algún dolor, o platicando con alguien tu primera intención es de llevarlas al apiario, picarlos con abejas, embalsamarlos como momias en propóleos, endulzar su vida con miel, y arrancar los alambres de la luz para que se iluminen con solo velas de cera de abeja; eres adicto.

Si estas en una reunión de negocios, familiar o entre amigos, y todas las abejas se acercan a ti y a ellos no, y tú interrumpes la conversación para tomar de la mano a la abeja y platicar con ella; eres adicto.

REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez