Prismas



menudo Dios permite que algunas vidas lleguen a la tierra como testigos mudos de la humanidad enferma. Vidas que caminan con el dolor adentro, vidas puras que su inocencia es fácilmente violentada.

Estas vidas, que en calidad de préstamo recibimos, nos escudriñan y estrujan la existencia y un día, regresan a Dios porque son la esencia misma de un altar y como incienso, se elevan al perfumar los templos, los hogares y las chimeneas que nos quitan el frio de una vida fría, triste y abatida. La razón de la existencia de estas vidas es porque ellas han sido creadas como prismas que refractan, reflejan y descomponen la luz común, en luz de colores del arco iris.

Hace unos días, una amiga de muchos años me hablaba y en una justificada crisis, me platicaba que su hija se había quitado la vida.

Carta para mi amiga…

Querida amiga, recuerda que no estás sola… yo entiendo que buscas la paz interna y la respuesta a lo sucedido, pero solo Dios puede entregarte las respuestas y yo solo te puedo ofrecer mi silencio como consuelo. Permítete gritar, levantar una plegaria, enójate y háblame cuantas veces puedas que yo estoy dispuesto a siempre escucharte… porque no estás sola en ese dolor. Grita al cielo y saca de ti todo lo que esta tragedia te ha dejado y date por entendida que Dios y tus amigos te entendemos porque te amamos por lo que eres, por lo que has sido y entendemos que estas herida muy profundamente –más allá de lo que humanamente pudiera entenderlo pero, entiende que tienes un amigo y tu amigo te dice que todo va a pasar. Tu hija no regresara pero la calma a tu vida si, su recuerdo y su esencia siempre estará en ti porque ella fue parte de ti y tu de ella y a todos nos duele tu dolor y la gran perdida.

Por favor graba mi número de teléfono, y cuando la soledad, la tristeza, el insomnio te aflijan, por favor háblame que estaré aquí para escucharte en cualquier momento, cualquier tiempo… recuerda que aun las noches más obscuras pasan y llega el amanecer y con cada nuevo día, una nueva esperanza. Algún día Dios te hará entender que nuestra querida niña estaba enfermita y su caminar por la tierra dejo de ser, que por la enorme misericordia del sacrificio y la sangre derramada de nuestro Señor Jesucristo, nuestra querida niña hoy descansa de su enfermedad y hoy espera reencontrarse con todos los que la amamos, que aunque por un momento breve en su vida, el abrazo y la palabra suave fueron los hilos que nos conectan aun después de su muerte. Esos pequeños gestos, tímidas sonrisas, la diminuta figura de su existencia acariciaban las almas en su camino y dejaron huellas en mi persona. Por favor recuerda que su partida te dejo en un camino escabroso y rudo, y caminaras descalza entre piedras y el frio pero, pasara todo; te lo prometo. Busca solo el iniciar el día, huele las flores de tu patio, viaja no para celebrar su muerte sino para celebrar tu propia vida y recuerda que muchos vemos en tu vida un reflejo de lo que un alma caritativa y buena debe de ser. No pierdas tu esencia porque perderte a ti, seria perderla a ella del todo. Vive para vivir, permite que la lluvia pegue en tu rostro, reconoce el sol sobre tu piel, siente el viento limpio que baja de la sierra y déjate envolver y acariciar por su pureza.

Y camina sobre los campos verdes y llenos de flores, y como cuando eras joven, disfruta el olor a las yerbas aromáticas del campo, el sol sobre tu rostro, el canto del viento cuando como un chiquillo juega entre los pinos, disfruta el concierto que el pájaro azul, el gorrión y el cenzontle traen a tu ventana cada amanecer.

La chiquilla hermosa ha partido prematuramente y nos ha dejado a todos con una enorme pena en el corazón, siempre te recordaremos con agrado y cariño. Recordaremos tu sonrisa y tu bondad. Descansa en paz y ahora recorre el cielo, juega con las nubes, desata las lluvias y alborota los vientos que desde acá abajo, mientras Dios así lo permita, viviremos para recordar tu ternura envuelta en esa diminuta figura…

Posdata; debatí mucho sobre el publicar esto o no, pero he decidido que si lo hace porque la muerte de alguno de nuestros seres queridos, y las circunstancias que rodean su partida, muchas veces son súbitas e impetuosas y solo a Dios le pertenece el entenderlo.

REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez