New York Times; El Apocalipsis de los insectos está aquí; La sexta extinción



Segunda parte


La gran pérdida de la biodiversidad es popularmente conocida como; “La sexta extinción”. Las extinciones tienen una constante; ya que se logra, jamás se regresa a recuperar lo perdido. Existen reportes donde los navegantes se quejaban de que habiendo muchísima ballena, los navíos no podían llegar a puerto, donde había tanto salmón, que los navegantes de los ríos en América del Norte, se quejaban de posibilidades altas de naufragio porque eran tantos los salmones en el rio, que se subían adentro de las canoas. En el tiempo de mi infancia, yo podía ver las aves migratorias pasar por mi ciudad, día tras día y sin cesar por semanas enteras; ahora ya no se ven. No estamos perdiendo solo la diversidad; estamos perdiendo la vida misma y la posibilidad de recuperarnos.

Nos perdimos ante la abrumadora abundancia de los recursos y generosidad de la madre tierra, perdimos el valor del raudal

El documento nos recuerda –como ejemplo, que los tigres, aunque estén en graves problemas, aún existen entre nosotros pero, ya sus tierras han sido reducidas hasta en un 93% y conviven con los humanos causando estragos entre ambos. La importancia de los animales grandes, predadores, es que mantienen un balance entre especies, y conectan ecosistemas entre sí, moviendo energía almacenada con el simple hecho de cazar, comer, defecar y morir. Tal y como lo hace un cadáver de una gran ballena, que dota de nutrientes las áreas de pobreza

La extinción funcional – no lo mismo que la extinción de familias o numérica.

La extinción funcional es cuando existen aún plantas o animales pero, debido a sus números raquíticos ya no juegan un papel o efecto integral en los sistemas ecológicos. Para términos científicos, su papel pasa a ser solo de decorativo por no tener la presencia efectiva para generar cambios y estampar balances con el medio ambiente como lo es la diseminación de semillas, polinización, y transferencia de energías en forma de nutrientes. El problema de la extinción funcional es que afecta tremendamente otras especies pero, debido a que aún existen las especies para algunos, solo es una caída de números pero no de funciones y relación con las otras especies. Un reciente ejemplo es la casi extinción de la nutria marina en las costas de California, donde fue cazada por su piel y el resultado fue que los erizos marinos – comida primordial de la nutria, se elevó tanto que desestabilizo toda la fauna marina y con ello, las vacas marinas casi desaparecieron. El increíble efecto de matar un solo animal en un variado y rico medio ambiente causaría la mortandad de todo un mar prácticamente y que solo por medio de grandes inversiones y mucho tiempo después, han regresado los grandes bosques de algas que alimentaban los peces y especies que a su vez alimentaban las vacas marinas. Para des fortuna nuestra, no todos los animales en estado de extinción pueden ser monitoreados o existe la política de hacerlo.

“Los humanos somos innatamente más aptos para detectar una pérdida total de algo en el medio ambiente, que la destrucción o cambio paulatino” -Kevin Gaston Catedrático de la Universidad de Exeter.



54 vistas
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez