Michael Palmer y la Energía Almacenada



Cuando Palmer ve los bastidores de una colmena, el ve recursos que él llama “Energía Almacenada”.

Durante sus ponencias Palmer pregunta a la audiencia; “¿Porque remplazamos reinas? - porque intentamos mejorar. Pero si en lugar de remplazar reinas, hacemos núcleos y reinas; incrementaremos nuestras posibilidades de ganancias y mejoraremos nuestras condiciones substancialmente...”

Como inicia a hacer núcleos Palmer

Para Palmer, no importa el estilo de cajones que uses, si son Langstrough o Jumbo, cámaras de cría o portanúcleos. No importa las formas de los cajones, lo que tienes que hacer es hacer lo que puedas con lo que tengas. Tus núcleos son “el dinamo que da energía a tu Apiario comercial” Palmer nos dice que no debemos de sacar abejas de tus colmenas de producción para hacer núcleos o incrementar, debes de utilizar las colmenas peores o no productivas, no las enfermas, las que no son productivas por la razón que sea. Si usas abejas enfermas solo harás núcleos enfermos.

El método Palmer –ahora, después de muchos experimentos, nos lleva a hacer los núcleos, ya sea de recursos de colmenas no productivas o de otros núcleos. Lo que debemos de entender es que Palmer no hace núcleos con el fin de que se conviertan o terminen siendo una colmena, los hace y sostiene como el dinamo para generar reinas, como fábricas de cria, para la venta y para generar miel también pero, la parte más importante es que hace muchos núcleos cuya intención es hace que pacen y sobrevivan el invierno y con los núcleos sobrevivientes, remplazar y poblar en los apiarios de producción las colmenas muertas con sus propias abejas y sus propias reinas que el produce. Así los apiarios de producción son estables y sustentables. Palmer también refuerza los apiarios de producción con bastidores de cría que les quita a los núcleos más poblados, o cuando una reina en los apiarios de producción no funciona bien, toma reinas de los núcleos para remplazar y los bastidores que quedan los reparte entre colmenas que necesitan “energía reservada” –como él le llama a los bastidores de cría, polen o miel. No debes de usar mucho humo, cuando inicias a hacer núcleos porque el humo disturba la estructura social de las abejas y las formas a despegarse o desplazarse de los bastidores. Y cuando haces núcleos en verano, no es necesario sacudirle más abejas como se hace en primavera. La temperatura marca la diferencia y cuando en primavera era necesario más población para mantener la temperatura en la colmena, en verano deja de serlo.

Michael Palmer inicia haciendo núcleos en una caja o cámara de cría normal pero, que ha dividido en dos por medio de una madera. En esa caja, instala un bastidor de miel de cada lado o adyacente a la tabla que divide los dos –en medio. Entonces ya tenemos una cámara de cría dividida, que se le instalo dos bastidores de miel en medio pero como tenemos el divisor, un bastidor se va a un lado y el otro al otro lado. De ahí le pone un bastidor completo de cría operculada, y un segundo ya sea de cría operculada completa o a medias. Es importante decir que no se debe de sacudir las abejas, los núcleos se hacen con las abejas que traen nada más porque se hacen en pleno verano y la cría no se muere de frio –además ya está a punto de emerger y genera su propio calor. El método de palmer solo permite dividir las cámaras de cría en dos compartimentos que solo nos dejaran espacio para 4 bastidores de cada lado y que se desarrollaran –si es necesario, de forma vertical y no horizontal. El primer bastidor fue de miel, el segundo y tercero fue de cría cerrada y el cuarto o último, el que va a las caras exteriores de la cámara de cría, es un bastidor vacío de preferencia ya trabajado. Palmer mueve sus nuevos núcleos de lugar, no los deja en el mismo sitio de donde los ha hecho. A cada nuevo núcleo, al llegar al nuevo lugar, les da una celda real o una reina nueva. A las dos semanas se regresa a revisar que la reina este en postura y ya se dejan en paz. “El mayor problema con mi sistema es prevención de enjambrazón porque se desarrollan rápidamente. Cuando están muy llenos, se toman bastidores de varios núcleos y se hacen nuevos núcleos para darles espacio, o se toman bastidores para reforzar colmenas en producción” –nos dice Palmer. Otra forma de prevenir enjambrazón es el de agregar un excluidor arriba de la cámara dividida que ahora, tiene dos núcleos bien poblados. Arriba del excluidor se le agregan alzas y has convertido tu sistema a un sistema de producción de dos reinas donde, las obreras no se matan y trabajan para producir miel con enormes poblaciones.

Palmer insiste siempre en una premisa; Las abejas son animales de crecimiento vertical, no son de crecimiento horizontal. En otras palabras, las abejas cuando están en posibilidades de crecer, siempre y por instinto buscaran el hacerlo hacia arriba y no hacia los lados. Para el Apiario sustentable necesitamos pensar de forma vertical en crecimiento. Otra y la más usada forma de incrementar el nido, es el de remover el bastidor del extremo centro –el que tenía miel, y subirlo a un segundo cajón. Las abejas no les gusta tener postura en los bastidores de los extremos; es donde más difícil es la termorregulación o regular la temperatura del nido. El nido lo prefieren en medio de los bastidores. Palmer, de una manera majestuosa, juega con los conceptos de termorregulación de la colmena y obliga a las abejas a trabajar con tan solo llevar una apicultura que permite a las abejas hacer lo que naturalmente hacen.

Al subir el bastidor de la miel a un segundo piso o cuerpo de núcleo, Palmer instala cera estampada y explica que harán bastidores de cría invariablemente porque un núcleo en lo natural y por instinto, en el primer año no hará cera o celdas de zánganos y tiene sentido. Un núcleo tiene por misión la sobrevivencia y no la enjambrazón, su misión no permite la creación de celda de zángano porque no necesita zánganos, es más, los zánganos son un gasto de energía que se evita con el método palmer. En todos los apiarios que inician y aun en los comerciales, los bastidores de celdas de obrera trabajados son una necesidad y los núcleos son expertos y rápidos constructores de bastidores de celdas de obreras.

Pero el método Palmer nos lleva más allá de la producción de núcleos y colmenas muy pobladas para la producción de miel, Palmer, con la abundancia de bastidores de cría operculada, hace colonias iniciadoras que, desarrollan y construyen celdas reales que se convertirán en Reinas de excelencia.


Para Palmer, una buena reina solo es posible con tres factores; abundante provisión de jalea real en la etapa de crecimiento, buena línea genética y buena fecundación.

u

0 vistas
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez