Instalando reinas



Ya sea que la instalación de una reina sea por rutina, necesidad o para incrementos dentro de tus apiarios, la instalación de reinas es una de las practicas más simples pero, más mal entendidas por nosotros. El remplazo de reinas parece ser una de las practicas más difíciles para mí; remplazar solo por remplazar no parece tener sentido ni razón, pero al momento de ver una colmena fallar en medio de la floración y flujo de néctar, me convenzo que es una práctica que tengo que tomar a pecho y duela lo que duela, llevar la ejecución de reinas viejas. Sin preámbulo y cual verdugo en el patíbulo, ponerme mi mascara negra y con negras intenciones, allegarme a mis reinas queridas, las que tanto me amaron, las que a través de los aguijones de sus hijas me hicieron vibrar de gozo y brincar de felicidad con cada aguijón, y con la hinchazón que su amor causo en mis mejillas, cachetes, manos, piernas, panza y causaron una danza al recibir su dulce veneno. Sufro con el simple hecho de tener que matar una reina, pero, tendré que superarlo. Conozco un apicultor exitoso que cambia sus reinas 4 veces durante el año y su explicación es simple; “una colmena con una reina joven no se enjambra, las feromonas son tan fuertes y su postura tan vigorosa, que garantiza cosechas y poblaciones excelentes que me permite llevar una apicultura exitosa”. El no mata sus reinas después de dejarlas en sus apiarios 4 meses, las vende pero, les dice a sus clientes que son reinas con 4 meses de producción y la gente se las compra sin más. Una reina joven provee de vigor y sanidad las colmenas, mantiene la armonía y producción y además, evita en gran forma la enjambrazón. Cualquiera que sea el motivo para cambiar reinas, ya sea que las reinas son viejas o fallando en su postura, la población y producción de la colmena no es satisfactoria, la colmena tiene enfermedades como la cría de cal, el loque o algo parecido, o porque la reina simplemente ha desaparecido; el momento de cambiar reinas llega y tenemos que considerar algunos puntos. Para introducir una reina nueva a las colmenas, tenemos diferentes métodos; introducir una reina fecunda, instalar reinas vírgenes, dotar de celdas de reina o permitir que hagan sus propias reinas. Cada uno de los métodos lleva consigo un riesgo; las reinas fecundas cuestan entre $150.00 y $180.00 pero, si el criador de reinas es serio, tu reina casi es una garantía. Las reinas vírgenes cuestan la mitad, pero, se fecundaran con quien tu tengas de vecinos y si las abejas son agresivas en tu barrio, tu reina tendrá hijas del más allá, parientes de Lucifer y de Maria Ester Gordillo. La aceptación de reinas vírgenes lleva un 50% a 60% de posibilidades de aceptación, haciendo su costo bajo, casi equitativo con la introducción de reinas fecundas y arrojando una inversión que no resulta muy lucrativa. Las celdas cuestan una tercera parte, pero, llevan riesgo al igual que permitir que ellas hagan sus propias reinas. Las celdas y permitir que ellas hagan sus propias reinas tiene un costo, y la mayoría de los expertos dice que el costo es 2 meses de falta de producción. Cada apicultor tiene uno o varios métodos para introducir nuevas reinas en sus apiarios, y lo que debería de ser una decisión y practica fácil y sencilla, al escuchar las conjeturas y discrepancias de opinión, esta práctica “sencilla”, se convierte en una complicada. Para instalar reinas ya fecundadas Lo primero es lo primero; planear con tiempo y coordinar una orden de reinas con tu criador predilecto y buena reputación. Es el mismo costo comprar reinas malas que buenas, pero el resultado es totalmente diferente. La falta de escrúpulos de algunos criadores es tal, que los apicultores ya no creen en comprar reinas fecundas por recibir reinas malas de parte de algunos de ellos. Pero existen más buenos que malos y tenemos muchos buenos que producen excelente reinas para la producción. Método #1 Un día antes de que lleguen tus reinas, encuentras tu reina que tanto te amo, te sirvió y respeto; y la matas. –¡Canalla…! No tires el cadáver, dale un velorio propio y toma café para despedirla. Pon tus reinas en un frasco con alcohol para después utilizarlas como atrayente y cazar enjambres. Ya que dejaste la colmena huérfana por lo menos por un día, le instalas la reina en la jaula en que viene. Existen muchos tipos de jaulas y cada criador de reinas tendrá que darte instrucciones de que hacer de acuerdo a la jaula que se usa. Por lo regular, las jaulas tienen una cámara que puede ser en forma de tubo o agujero, y esa cámara tiene “Candy”. El Candy es una mescla de fructosa y azúcar glas, -la miel ya no es permitida utilizarse por razones de sanidad, y ese tubo de Candy está diseñado para que las abejas se coman su contenido poco a poco por dentro y por fuera, y con el transcurso de unos cuantos días y su glotonería, el tubo sea como una puerta de tiempo que poco a poco se abre para así dar paso a que la reina se introduzca con las abejas adoptivas y que con el paso de los días han aprendido a compartir sus feromonas y con ello a aceptarla. La jaula de la reina se puede poner en medio de los bastidores que contengan cría, siempre teniendo cuidado que el Candy sea accesible para su consumo. No se debe dejar la colmena mucho tiempo sin reina, ya que iniciaran a hacer sus propias reinas o se iniciara la postura de parte de las obreras y solo cosecharas zánganos. Si tu reina que ha estado cautiva en jaula, sobrepasa los 3 días, es necesario que la liberes de forma manual. Método #2 Cuando la reina se instala en una colmena agresiva, se puede instalar de varias formas. Una es hacer una jaula del tamaño de un pan de barra, el mismo tamaño. Se toma un bastidor de pupa cerrada y con mucho cuidado, se instala la reina junto con las obreras que trae adentro de la jaula que colocaras con cuidado en el bastidor de pupa cerrada. Las abejas nuevas al nacer aceptan la reina como madre y la reina, utiliza las celdas para su postura y con ello, reafirma que es una reina y tiene postura. Es complicado hacerlo de esta forma pero, casi una garantía de aceptación.

Método #3 Para introducir una reina muchas veces se rocía la colmena entera y la reina con agua azucarada, agua dulce con vainilla o algún saborante fuerte. Con ello logras que toda la colmena y la reina tengan el mismo olor y así disfrazas la introducción de la reina, más allá del sentido de olfato que las abejas utilizan para su identificación y aceptación. Ya sea agua con azúcar, miel diluida o agua azucarada con vainilla, agua endulzada y humo liquido –del que se vende para dar sabor a las carnes, o agua con miel y nuez moscada, todos esos métodos lograran disfrazar unas feromonas de otras y con ello, la introducción de una nueva reina será más fácil.


REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez