Soy Valiente; Soy Apicultor.

Actualizado: 16 de oct de 2018



Discúlpame por presentarme, pero me es necesario decirte que Soy de los que se levantan endulzando un café siempre con miel; soy apicultor y la vida me sabe a miel.

Me dijeron que solo era un simple abejero, y me siento ofendido, y me veo en la necesidad de decirte que no, que si soy abejero si tu vocabulario solo alcanza para ese adjetivo, y que no; que nada de simple tiene el ejercer mi profesión porque soy de una raza amalgama de valor y coraje.


Soy de los que escogió una cuña y un ahumador en lugar de un fusil o una estafa para ganarme la vida y que soy, de los que observa la vida desde el prisma de un jardín floreado en pleno verano. Observo las estaciones y me deleita la lluvia que cae sobre mi rostro. Vivo deleitándome de las sorpresas que me dan mis insectos y le doy gracias al cielo, por hacerme parte de esta profesión tan noble. Y vivo conforme con lo que el fruto de mi trabajo me da y le doy gracias al cielo por las condiciones que desde allá nos envían.

Soy frágil, pero recio y férreo como mis abejas, Tolero pero, reacciono al igual que ellas y también, me dedico a producir mi propia subsistencia sin hacer el daño a nadie conocedor de mi obligación en la vida de ser productivo. No nací parásito, nací para producir y dejar mi huella donde camine y me da pena los ratones que ni cultivan ni producen, pero viven incrustados como ladrones bajos y corrientes por falta de haber sido capacitados para producir algo más que sobresaltos en mi querida esposa.


Soy valiente, soy esforzado, me obstino con ánimo y decisión a lo que veo como mi lucha, mi vida, mi razón de ser y con valor y valentía me aferro al logro porque soy un valiente apicultor y esgrimo mi apicultura; con valentía.

Reconozco que mis abejas saben más que yo sobre ellas, que yo soy solo afortunado de que se me haya permitido existir y con los conocimientos, lograr una relación simbiótica, asociante, tolerante y comprendo mis limitantes ante ellas porque mi corazón está lleno de arrojo. Me levanto temprano, trabajo con una buena receta de sol, viento, aromas del campo y sudor sobre mis colmenas, contemplo la vida desde las piqueras y me dejo bruñir bajo el sol de mi desierto con gusto y satisfacción. A fuerzas de golpes soy fuerte, con satisfacción veo mi camino y me deleito en él, aun cuando en el encontré obstáculos y tragedias amo este camino, amo el caminante que he tenido la fortuna de encontrar en las mismas veredas de mi recorrido y peregrinar. Amo la gente de bronce que se ha forjado a base de golpes, fuego y templanza porque son apicultores y en su pecho vive un corazón valiente.


Soy valiente

Soy apicultor…

Atentamente; Aurelio Páez Varela


REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez