Entrevista con una abeja moribunda.

“Divague en los servidores públicos que les damos armas para que públicamente nos desarmen, a los que les damos autoridad y libertad para que nos la quiten, y la libertad para que nos priven de ella; la silueta de 43 acompañando todo.”

Encontré una abejita moribunda en uno de mis apiarios, quien, arrastrándose desorientada entre el pasto; me llamo la atención. Sus alas rotas, sus movimientos confusos bajo un calor extremo hacían de su presencia y agonía un espectáculo de auto sacrificio para el buen observador.

¿Por qué te alejas de tu colmena? –le dije

“No me alejo, tan solo cumplo con mi obligación y deber. No soy apta ya para volar y traer alimentos, no contribuyo más y mi presencia significa consumir sin sentido, sin productividad, y sin propósito; solo soy una carga para mi colmena.” –me contesto

-Con curiosidad le dije; ¿Qué te paso?

“El ciclo de vida al que nos debemos todos los que habitamos este planeta” –replico

-Consternado por mí mismo, mi siclo, y capacidad de poder conversar con una abeja, continúe escuchándola…

“Fue mi ciclo que viví y acepte. Veras, a todos los seres vivientes nos toca vivir nuestro destino, y depende de ti, como lo aceptes y desarrolles. Las abejas, aceptamos nuestro papel, vivimos nuestro destino, vivimos para que nuestra comuna viva y viva bien. Los humanos son egoístas e individualistas, buscan servirse de todo a su alrededor, no son leales a sus propios principios ni aun a sus propios hermanos, viven irresponsablemente tomando ventaja de todo y le llaman progreso” – me dijo

-No entendiendo sus palabras, le dije; ¿qué tiene que ver la raza humana con que, de acuerdo a tus propias palabras, tú hayas llegado al final de tu propio siclo?

“Para ti, o para la mayoría; nada” - replico la abeja y continuo

“Es fácil seguir la trayectoria del ser humano y lo que para ustedes es progreso, para las especies animales y vegetales que habiendo habitado el mundo en armonía, su llegada marco el principio de nuestro fin. Sus huellas anunciaron la desaparición de miles de especies que ya, dejaron de existir, dejaron de vivir, por el simple hecho de cohabitar con el ser más destructivo que la naturaleza ha creado. Acabaron con los bosques, las selvas, los lagos y ríos hermosos.”

-No me has contestado-, pregunte otra vez

“Es típico de un ser arrogante asumir que todo lo sabe, y todo merece comprender. Los grandes bisontes de norte américa que habitaban por las extensas llanuras, fueron casi llevados al exterminio, tan solo para que unos humanos, al matar los bisontes, dejarían a otros humanos sin comida. Unos llenos de armonía con la tierra y las bestias del campo, cosechaban solo para subsistir, y otros, consumían por el simple hecho de consumir, de adquirir, de poseer, como sin saber que a todos nos toca vivir un ciclo de vida, y que solo se queda lo que siembras, y lo que robas y pillas para obtener; de nada te servirá cuando te vayas.”

“No entiendo por qué, el carácter de servir a los demás se ha desvirtuado a tal grado, que terminan sirviéndose de los demás. Nosotros a cambio, vivimos para permitir que las que vienen detrás, vivan, y para ello, sacrificamos nuestra vida, para que las demás existan, y cuando te llega tu tiempo, tu misma te retiras del lugar a morir para no causar gasto a tus hermanos. Ustedes se arrastran en las bajezas para despojar al que menos tiene, y viven demasiado ocupados pensando en que más destruir y que más acumular, y cuando llega el final de tu ciclo, no se dan cuenta que solo se prepararon un “hermoso” pero vulgar entierro. Nosotros en cambio, nos retiramos simplemente de la colmena con nuestro último aliento, y con nuestro último esfuerzo, nos allegamos a una planta o árbol, insecto o animal, para que nuestro cuerpo sea devorado y de algo sirva después de la vida. Ustedes, ponen su contaminado caparazón en ataúdes metálicos, y bajo muchos metros bajo tierra, son encapsulados en bóvedas. No sé si será para mantenerles ahí adentro, o es para que los de afuera no entren, pero vaya que es complicada su existencia. Hasta para eso son egoístas –sus despojos no alimentan ningún árbol ni una flor crecerá de sus despojos” - me dijo con tristeza…

-No sé qué decirte abejita. le dije cabizbajo, y ella como comprendiendo mi dolor, me dijo;

“El hombre, aun en el final es arrogante, se lleva las tablas de un gran roble en su ataúd, y si tiene éxito, se lleva el metal de las entrañas de la tierra y las lágrimas de los demás, como premio a su existencia. Si el humano comprendiera que debemos ser parte de una cadena productiva, que Dios nos diseñó con respeto y amor, y espera de nosotros lo mismo. Si comprendiera que tenemos que dar cuenta al Creador por cada cosa que hayamos hecho, entonces dejarían las guerras, todos trabajarían honestamente, nadie robaría a los demás, todos se dedicarían en solo trabajar y almacenar para las generaciones que vienen, y consumir únicamente lo necesario, pero bajo la responsabilidad de dejar recursos para los que vienen detrás de ti. Nosotros dejamos recursos y forma de subsistir en tiempos difíciles, ahora yo te pregunto a ti; ¿Qué le deja el humano a las generaciones por venir?”

-Baje los ojos avergonzado, ella me vio con lastima, y continuó su camino al final de su destino y yo me quede pensando en las grandes montañas taladas, las praderas desoladas, los ríos contaminados, las lagunas sin peces, y los océanos llenos de basura y radioactividad. Pensé en los niños monstruos que parimos, la música escuela de violencia que permitimos, los hijos desleales y ufanos, los padres que abandonamos en sus necesidades y soledad, nuestros ancianos que después de habernos servido renunciamos.

Divague en los servidores públicos que les damos armas para que públicamente nos desarmen, a los que les damos autoridad y libertad para que nos la quiten, y la libertad para que nos priven de ella; la silueta de 43 acompañando todo.

-Que Dios nos ampare y cuide de nosotros mismos porque somos nosotros mismos, nuestros peores enemigos- me dije.

Soy el culpable de sentirme así; esto me pasa por hablar con un salvaje e inhumano insecto….

6 vistas
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez