EXPLORA LA BIBLIOTECA

Hablemos de Abejas...

22 de oct. de 2018

La Miel

0 comentarios

 

La abeja obtiene miel, con el único objetivo de proveer para sí mismas alimento y producir reservas para sobrevivir cuando no existe el alimento debido a los inviernos, ciclos de lluvia, floración temporal, etc. Lo que nosotros llamamos “cosecha”, es básicamente el robo controlado de las reservas que ellas tienen, y que con un manejo inteligente de nuestra parte, hemos logrado conservar la salud de las abejas, y las ganancias en nuestros bolcillos. Con este robo controlado e inteligente al que llamamos producción, hemos entendido que podemos remplazar su miel por azúcar, que aunque no sea muy beneficiosa o de grandes cualidades nutricionales, es en sí un carbohidrato que ellas necesitan, que aunado con el polen natural o proteínas de remplazo, –otro de los logros del apicultor para optimizar tiempos, ciclos y cosechas, logramos una armonía con nuestros contribuyentes, podemos coexistir y trabajar con nuestros animalitos de forma productiva. Pero, no nos pongamos románticos en esto y antes de que me linchen pongamos las cosas en su lugar; las abejitas por ser tan tremendas trabajadoras, y por ser guerreras incansables, producen más de lo que consumen, y de esto es lo que nosotros aprovechamos. En la naturaleza, y si se les deja “ala naturale” -no es vocablo ni sé que significa, pero suena bien– o sea, si les dejáremos sin intervenir, ellas, al ser exitosas y obtener grandes reservas, ven su éxito como la señal que inicia todo un proceso de preparación para expandir sus dominios y entonces; se enjambran y crean más reinas, que a su vez crearan más abejas, y a su vez crearan más colmenas, y a su vez tendrán el éxito en esa misma zona que tan productiva nos ha salido, y a su vez cambiaran y aprovecharan el lugar, y la sanidad del ecosistema será beneficiado con el divino insecto…. Uf, que rollo!!! Nuestras inteligentes observaciones, y resultados derivados del gran potencial racional que tenemos, nos han llevado a un equilibrio de fuerzas. Con nuestra intervención, hemos logrado controlar el instinto de enjambrarse, a través de las cosechas o robo del recurso ajeno, y con los enjambres artificiales que nosotros mismos creamos llamados núcleos; las divisiones o incrementos en nuestros apiarios nos dan un crecimiento que aprovechamos ya sea para crecer o para vender. Yo sé que muchos queremos ser apicultores, y unos cuantos somos api tontones, pero, esta información es, a mi punto de vista, necesaria darla a conocer, y ponerla en perspectiva al razonamiento biológico y en concordancia con nuestro limitado conocimiento del complicado mundo de las abejitas y sus ciclos de reproducción y aprovechamiento de los recursos disponibles. En fin, como decimos en el norte; la estoy haciendo mucho de toz. La abejita nueva, después de dos semanas de estar cumpliendo con tareas cotidianas y domesticas adentro de la colmena, se le recluta para que inicie sus vuelos al exterior, con el fin de recolectar néctar; ella ya es una abeja obrera en el momento que cruza la piquera. La complejidad de la comuna es tal, que todavía no la entendemos en su totalidad. Cuando una obrera trae el néctar recolectado de las flores, lo entrega a unas abejas especialistas en el transporte y distribución de los néctares, propóleos o polen. Este ritual se puede repetir una y otra vez entre ellas, se pasan el néctar a través de sus lenguas –que más bien son popotes– y no es en si la recepción de alimentos lo que está sucediendo que es lo más importante dentro de este ritual, es la comunicación de eventos, inventario de producción, evaluación de recursos y mucho más información que las abejas utilizaran para determinar postura, continuidad de construcción con cera, creación de celdas reales, etc, - los que saben mucho le llaman a esto, la “trofalaxis”. Yo le llamo “El chismorreo de la colmena” Derivado de lo que ellas reciben en conjunto, la información recibida a través de todo este proceso; controla la asignación de funciones de cada abejita. La obrera llevara su función de recolección de néctar por el resto de su vida. Se lanza al vuelo en cuanto la luz del día lo permite, vuela incansablemente de flor en flor, recogiendo y llevando constantemente el néctar a su colmena y no es hasta que el sol se oculta, que la abejita deja de recoger el tan preciado alimento. El néctar recogido, tendrá aproximadamente un 83% de agua, y un 17% de sólidos, y en la colmena, y con la ayuda de potentes alas, las abejas transforman el néctar en miel; lo convierten en 83% solidos, y 17% agua y en ese momento, ya que la miel está madura y libre de humedad excesiva; se cierran las celdas con cera. Trato de hacer estas pláticas lo más sencillas que me sean posible, pero eso no le quita que el proceso sea exageradamente más complicado que lo que yo relato. Estas lecciones tienen como objetivo orientar y educar al que inicia y nada más. Más adelante, y cuando tengamos un conocimiento más amplio, nos meteremos a cada uno de los procesos con bastante información. La miel es pues, el néctar que teniendo un gran contenido de humedad –hasta el 83%, es secado para que al momento de alcanzar totalmente lo opuesto, el 83% de sólidos, la abeja lo considere miel y la opercula dentro de las celdas.

Entradas más recientes
  • Los propóleos son sin lugar a duda, uno de los productos maravilla que nos regalan las abejas. Por siglos, la medicina antigua dependía de las propiedades de los propóleos para muchas de las curaciones y remedios que a través de las épocas funcionaron de forma efectiva. Por mi experiencia e investigación, puedo explicar que los propóleos se presentan en diferentes formas y calidades dentro del vasto mundo del apicultor, y es de un apicultor educado, que sepa distinguir y aprovechar esos diferentes propóleos que tienen un enorme potencial comercial además de benéficos. El propoleo que se cosecha por medio de mallas o trampas, es sin lugar a duda el más puro de todos los propóleos, puesto que el funcionamiento y destino que las abejas asignan, es para protección del nido en forma de sellos contra insectos, patógenos, vientos y destemple que causan las corrientes de aire que por el diferencial térmico al transcurso del día, afectan el funcionamiento y medio ambiente del interior de una colmena. Los propóleos que se utilizan para desinfectar las celdas, se acumulan en los bastidores y todo lo que contenga cera, y el apicultor deberá de aprovechar estos propóleos acumulados en la cera y equipo, cuando al fundir cera, y esta se solidifica, se separan lo que llamamos “impurezas” y tontamente muchos lo desechan como impurezas. Esas impurezas son los propóleos de segunda mano, de calidad menor, pero sin lugar a duda son de gran utilidad y una fuente posible de ingresos para el apicultor inteligente. El apicultor tiene por costumbre hacer limpieza en sus cajones vacios, y raspando la cera y propóleos de los interiores de cajones, fondos y tapas, tiene en sus manos enormes cantidades de material de gran valor. Al momento de raspar tus equipos, deberás de colectar todo y sin poder identificar muchas de las veces entre propoleo y cera, entonces llenando una cubeta de agua, y vertiendo tu material, la gravedad hará el trabajo por ti. El peso específico de la cera y los propóleos es diferente, y la capacidad de florar es debido a que el ingrediente es más ligero que el agua, y siempre en las leyes de física; lo más ligero tiende a subir a la superficie puesto que la gravedad es menor sobre ese ingrediente. La cera pesa menos que el agua y por consecuencia lógica flotara, los propóleos son más pesados y se irán al fondo. Ahí está la forma más congruente y eficiente de separar un producto de otro cuando por causas ajenas a tu voluntad, se mesclan. Los propóleos de primera calidad deben de destinarse para el consumo humano principalmente, y los de segunda y tercera calidad, para las diferentes aplicaciones que se les pueda dar. Pero, antes de que corras y llenes miles de frascos con mis recetas o formulas, quiero que quede claro que yo solo comparto lo que a mí me funciona, y que además, por ser yo el autor de estas formulas o recetas, aclaro que no soy químico o biólogo, y mucho menos un medico y experto en la salud. Mis formulas son el resultado de una vida entregada a la investigación pruebas en mi propia persona y experiencia personal. Comparto esto, porque es obligado en mis esquemas personales hacerlo, además es de sabios el compartir lo que mi Dios me ha permitido entender y desarrollar. ---Para un jarabe para la tos: ¼ litro de tintura al 10%, el resto de miel virgen. Le agregas una decima de una cucharita de cristales de mentol, diluidos en agua tibia, 10 gotas de aceite esencial de eucalipto, y 5 gotas de aceites esenciales de orégano. Yo lo vendo en botellas de 100 ml a $100.00 pesos y siempre se me vende todo. Cura la tos rápidamente, y los malestares del resfrió tales como la garganta seca y dolor de garganta. ---Crema antiséptica, cicatrizante y tan milagrosa como las fortunas de los políticos que se hacen de la noche a la mañana. Los sobrantes del propoleo, cuando ya se hiso la tintura, los tomas sin escurrir el alcohol o sotol en mi caso. Los pones en una licuadora, y le agregas 25% de aceite de oliva, un 15% de miel, y le das tanto tiempo en la licuadora como puedas hacerlo. Si te sale muy duro, agregarle tintura, si te sale muy blandito, añádele un pedazo de miel en penca. Cura heridas, las cicatriza rápido, y en el proceso, evita la infección y adormece la zona. Yo lo hago para mi, y la formula es el producto de muchos experimentos propios; funciona de maravilla. Un amigo mío me vio utilizarlo en mis propias heridas, y me pidió para darle a su hermano diabético que no le cierran las heridas. Ya son años, y aun continúa pidiéndome crema para las heridas porque es lo único que le funciona. Hoy en día me la compran la gente que sufre de heridas, quemaduras, o problemas de diabetes y dicen que les funciona bien. ---Para el dolor de muela Tintura al 10% directamente sobre la encía ahí donde tengas un diente que te duela, adormece y te permite confort mientras vas a ver un dentista. ---Preservativo para artículos de piel Al fundir los marcos o bastidores para extraer la cera, queda un residuo. Ese residuo, combinado en una licuadora o a baño María, al 25% de residuo, con 75% de manteca vegetal, y 20 gotas de aceite esencial de timol, produce un preservativo para todos los productos de cuero. Si le añades color, es una excelente grasa para artículos de vestir de cuero. Basado en un litro de producto ---Sellador para las podas e injertos 25% residuo de los bastidores, y 75% de manteca vegetal con 30 gotas de aceite esencial de timol, y 30 de aceite esencial de orégano. Todo esto se puede hacer con tan solo elevar la temperatura de los ingredientes en un baño María, tomando en cuenta que los puntos de evaporación de los aceites esenciales son bajos, y de no prestarse atención al proceso, los aceites esenciales se pierden antes de que la mescla se enfrié.
  • La forma de procesar los propóleos, sus usos, y comercialización. Si utilizas algún sotol, mezcal, whisky, vodka o tequila que llegue a 100% de alcohol; utilizas la receta siguiente; Para encontrar una tintura al 10%; 100 gramos de alcohol o 1146 ml, con 100 gramos de propóleos Al 20%; 800 gramos o 1019 ml de alcohol, con 200 gramos de propóleos Al 30%, 700 gramos o 892 ml de alcohol, con 300 gramos de propóleos Si tu alcohol es únicamente del 70% Al 10%; utilizas 900 gramos o 1073 ml de alcohol, con 100 gramos de propóleos Al 20%; utilizas 800 gramos o 953 ml de alcohol, con 200 gramos de propóleos Al 30%; utilizas 700 gramos o 834 ml de alcohol, con 300 gramos de propóleos Cuando colectas los propóleos, se limpian de la mejor manera posible, lo mesclas con una de estas formulas, lo pones en un frasco de vidrio, no de plástico, y lo pones en donde no le pequen los rayos de sol porque la luz ultravioleta eliminara muchas de las propiedades de los propóleos. Lo meneas seguido durante 15 días, y ya cuando veas solo una especie de polvo al fondo, lo filtras con un filtro de papel, y ahí tienes tu tintura de propóleos. Algunas personas lo congelan para que supuestamente se separen las ceras de los propóleos, pero yo no he visto la diferencia cuando lo hago. Yo no te puedo recomendar que vendas tus productos para un huso especifico o forma alternativa de curación puesto que existen muchas leyes que regulan a los medicamentos; y así debe de ser. Lo que yo te puedo decir, es que el uso de los propóleos, es de conocimiento común entre algunos sectores de la población, y no tendrás que darles tu opinión o sugerencia para que son, y así podrás evitar ser un farmacéutico o medico sin licencia para ejercer. Tu produce el producto, y sugiere lecturas sobre las propiedades que los científicos del mundo entero han comprobado en los propóleos. A los propóleos se les atribuyen múltiples beneficios, que debido a su composición que incluye taninos, ácidos orgánicos y aromáticos, flavonoides, vitaminas, minerales y otros, que al combinarse actúan como efectos bactericidas, fungicidas, antiparasitarias, antivíricas, antiinflamatorias, analgésicas e inmunoestimulantes. Tienen efectos benéficos por ser antioxidante, antitumorales, circulatorias, antisépticas, cicatrizantes, protector de la mucosa gástrica y reguladoras de la función tiroidea. Los efectos preventivos de patologías respiratorias, urinarias, digestivas, bucales, dermatológicas, circulatorias, oculares y ginecólogas están mucho muy documentados por las comunidades científicas. Por esto, y por mucho mas, los griegos le decían a las abejas; “El botiquín alado” Forma de utilizarlo Se sugieren 20 gotas diarias de tintura de propóleos para la prevención de enfermedades y estimulación del organismo para una mejor salud.. Se mescla un 25% de tintura de propóleos a un 75% de miel pura. A un litro, le puedes añadir una octava parte de una cucharita de cristales de menta, 10 gotas de aceites esenciales de eucalipto y lo mesclas. Es un excelente remedio para las infecciones de la garganta, para la tos, y salud en general. De la “nata” o desecho que te quede al extraer el liquido, sin apachurrarlo mucho, lo pones en una licuadora por algunos minutos hasta que logres una pasta uniforme, le agregas un 20% mas o menos de aceite de olivo y 20% de miel; es excelente para unas heridas que se hacen en mi piel, y para las cuales, ningún doctor me ha podido recetar algo útil. (no preguntes de que son, no seas metiche!) Un amigo diabético que conoce de mi problema, me pidió algo de la pasta, y la aplico a heridas que no le cierran fácilmente y me dijo, que el resultado sorprendió al doctor, y le dijo que evitara algún otro medicamento y continuara utilizando el “remedio del loco abejero” De la misma nata, y bien escurrida, le agregas un 70% de manteca vegetal y para un kilo, le agregas media cuchara de timol. Es una mescla excelente para proteger y mantener en buen estado la vaqueta y sus productos. La misma nata escurrida, con un 50% de aceite vegetal, y un 20% de cera, con una cuchara de timol o 60 gotas de aceites esenciales de tomillo, y 60 de orégano; puedes hacer un gel que es excelente para curar y sellar los arboles cuando los podas. En fin, no pudiera terminar de compartir las muchas formas que yo he experimentado y utilizado el Propóleo, solo me queda espacio para decir que verdaderamente tenemos en nuestras manos, un regalo de nuestras abejitas, que no puede mas que provenir de la gran misericordia de un Dios que vela por todos nosotros –espero quitarle algo de negocio con este escrito al panzón del Doc Simi…
  • De acuerdo con los diccionarios, los propóleos son “mezclas resinosas que obtienen las abejas de la yemas de los arboles y que luego procesan en la colmena como sellante de pequeños huecos” en otro lugar, dicen que “los propóleos provienen de la misma planta, que al verse herida, envía o genera resinas, para sellar y curar la herida” Pero, porque el Propóleo es importante, que papel juega en la colmena? En tiempos atrás, al Propóleo se le veía como la mezcla que las abejas utilizan para sellar aberturas y evitar que las plagas y frio, invadan su colmena. En la actualidad, sabemos que el Propóleo es mucho mas. Los propóleos, contienen aproximadamente 50 substancias, de los cuales, destacan las resinas y bálsamos, las ceras, aceites esenciales y polen. La cantidad promedio que una colmena puede producir al año, oscila entre los 150 y los 300 gramos. Los propóleos han acompañado a la humanidad desde el principio de la civilización. Los encontramos en los códices egipcios, donde se explica como parte de la formula para embalsamar a los reyes y faraones puesto que mataba los microbios y parásitos que comen los cadáveres. Los Griegos lo utilizaban como un poderoso antiséptico. Las Legiones Romanas, cargaban propóleos cuando salían a la guerra, porque era desde entonces sabido y utilizado, como un poderoso cicatrizante y por su habilidad de poder anestesiar y cerrar heridas. En Francia, en los siglos 18 y 19, los propóleos fueron utilizados como el medicamento ideal para curar heridas. El mas famosos de todos los fabricantes de violines, el Italiano Stradivarius, utilizo en su formula secreta, el Propóleo para barnizar sus violines e instrumentos musicales. Fue después de la revolución industrial, que los conocimientos de medicina natural, dejaron de ser, para dar lugar al comercialismo de medicamentos a niveles industriales, y la medicina artesanal, y cotidiana, fue “demonizada” para destruir competencia. Los propóleos regresan ya en este siglo, con el auge de las medicinas alternas y homeopáticas, siendo un gran remedio o alternativa a los antibióticos, analgésicos, y antisépticos. En la colmena, los propóleos juegan un papel importante, ya que son utilizados para barnizar el interior de la colmena, haciendo de este lugar, un lugar no apto para las enfermedades o parásitos. Cuando una colmena se instala en la cavidad de un tronco, o hueco en alguna roca, o cueva, ellas cubrirán todo con propóleos, con la finalidad de sanear todo y hacer una habitación apta para su uso. Algunas abejas son mejores productoras de propóleos, y los propóleos pueden ser de muchos colores y textura. Cuando un ratón o una víbora o animal demasiado grande para que las abejas lo saquen, por alguna razón llega a morir adentro de una colmena, las abejas lo cubren inmediatamente de propóleos, después de remover todo lo que puedan quitar del cadáver. De esta forma, el cadáver es preservado y se evita su descomposición orgánica. Los propóleos tienen un valor comercial, pero desafortunadamente en México, no tenemos la cultura de colectarlos o comercializarlos y mucho menos el difundir las formas de utilizarse o refinarse. Tanto los propóleos como la cera, deberían de ser religiosamente recolectados en las pequeñas cantidades que los encontramos durante nuestros recorridos e inspecciones de nuestros apiarios. Debes de formarte el habito de hacerlo porque de lo contrario, estas perdiendo los valiosos recursos que tus abejitas te dan. Pero, como se procesan los propóleos y para que se utilizan en la vida donde el Doctor Simi es el rey de los camotes? Acostúmbrate a cargar tres recipientes; uno para la recolección de cera, otro para el Propóleo, y otro para si acaso te encuentras pencas o pedazos con un gran contenido de miel. De la cera y la miel no te diré nada porque no quiero hablar de ello hoy, nada mas por ser lunes. Pero, del Propóleo, te diré que recolectes de forma metódica y continua. Y si puedes, déjalo que se enfrié en algún lugar, y ya frio, le quitas todas las impurezas que lleva, pues nunca falta que traiga patas, alas, piedritas, pedacitos de pintura y mas si lo colectas de una manera rustica y no con trampa. Ya que este limpio, tratas de que no te queden pedazos mas grandes que un garbanzo. Acá en Chihuahua, utilizo sotol puro y verdadero y lo mas fuerte que pueda encontrar, para la mescla que te comparto para la tintura de Propóleo que a continuación te comparto, pero, si no tienes Sotol porque el Sotol solo es un néctar que nos es regalado a los hombres y mujeres de las tierras bravas, búscate algún tipo de alcohol fuerte que se pueda consumir, y entre mas fuerte, mejor. Si utilizas algún sotol, mezcal o tequila que llegue a 100% de alcohol; utilizas la receta siguiente; Para encontrar una tintura al 10%; 100 gramos de alcohol o 1146 ml, con 100 gramos de propóleos Al 20%; 800 gramos o 1019 ml de alcohol, con 200 gramos de propóleos Al 30%, 700 gramos o 892 ml de alcohol, con 300 gramos de propóleos
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez