EXPLORA LA BIBLIOTECA

Hablemos de Abejas...

20 de oct. de 2018

Reflexiones para todos los que inician...

0 comentarios

 

 

- O para los que se han contaminado con los manuales derivados de los Apicultores de Escritorio.

Muy a pesar de lo que nosotros creamos que sabemos; en realidad no sabremos nunca lo suficiente ni lo sabemos todo.

Los hábitos y opiniones con los que se fundamenta la apicultura moderna, son aprendizajes de formación temprana y resultado de la enseñanza recibida al principio de nuestro viaje al mundo de las abejas.

Yo te reto a que leas todo, escudriñes los porque, y saques tu propia conclusión y adaptes a tu apiario únicamente lo que a ti te conviene. Nunca tomes la opinión de un solo lugar o persona y sin retarlo, lo implementes en tus fórmulas de manejo diario; reta al maestro. Este reto al maestro o el establecimiento, traerá los cambios que tu como apicultor nuevo implementaras y compartirás para mejoramiento de lo que ya conocemos. No retes al instructor, y dale gracias por sus años de trayectoria, porque con lágrimas y sudor han aprendido lo que aquí se te comparte. No menosprecies sus enseñanzas que solo él y Dios saben lo que esos conocimientos le han costado y sin egoísmo te los comparte. No estoy hablado de ser malagradecido con quien comparte; estoy retándote a ser innovador, a conjugar tus nuevos conocimientos adquiridos de aquellos que tuvieron la gentileza de compartírtelos.

Los maestros tendemos a ignorar el hecho de que muy adentro de la fibra del ser humano, existe un progresista e innovador, un explorador y alguien que toma riesgos por naturaleza. Los maestros, queremos duplicarnos a nosotros mismos en los alumnos; tratamos de ignorar el hecho que ustedes tendrán que desarrollar sus propias técnicas en diferentes maneras y por diferentes razones. La apicultura — y por favor entiendan que es mi opinión únicamente, existe y es ejecutada con muchos mitos y lógicas falsas recicladas de generación en generación; y esto nos conduce a prácticas erróneas. ¿Qué es entonces lo que tenemos que creer? ¿De dónde nos documentamos para trabajar nuestras abejas?

Si no tienes abejas y deseas adquirirlas, es necesario entender las diferencias entre castas, mesclas, razas y sus comportamientos en la zona donde tú vives. Si son muy prolíficas, necesitaras bastante equipo, sabemos que entre más abejas, la producción es más alta, y esto, funciona, pero donde la floración es constante, y el polen abundante en la mayoría de los meses, pero, si obtienes esas abejas, y las llevas a un clima frio; tendrás graves problemas si aplicas esas técnicas desarrolladas en los climas tropicales o benévolos. Yo tengo la fortuna de estar en lugares extremadamente difíciles para la apicultura, donde nos obligan las condiciones a estar siempre vigilantes de nuestro entorno. Vemos constantemente el reporte del clima, observamos las plantas, anotamos fechas importantes, y prevemos para lo que viene y la alimentación es siempre una constante. En cambio, otros lugares benévolos, húmedos y fértiles, permiten una apicultura diferente y relajada. Si tu sistema es estacionario, el lenguaje del apicultor migratorio te será abominación para tus prácticas.

Mi primera y más importante sugerencia es; compra o captura abejas lo más posible cercanas o nativas a tu localidad. Captura la experiencia de los apicultores exitosos de tu zona, aplica lo aprendido, y luego, ajusta los conocimientos que deriven de tus observaciones, pero observaciones educadas y bien definidas. Mi segunda sugerencia es que no tengas tan solo una colmena, siempre que sea más de dos. Solo así tendrás la oportunidad de observar si una es más productiva que la otra, si están todas trayendo la misma cantidad de recursos, si todas se te mueren al mismo tiempo o si una se te enferma o se queda sin reina; solo teniendo un punto de comparación, entenderás los comportamientos deseados y no deseados, y la diferencia entre ambas. Mi tercera sugerencia es que siempre tengas un porta núcleos en tu herramienta. Siempre tendrás una ocasión donde tus colmenas se querrán enjambrar, y el porta núcleo te dará la oportunidad de tomar ventaja de la situación e incrementar tu apiario ya sea para la venta en el futuro, o para llegarte de más colmenas. Los porta núcleos deben de existir en tu apiario en una proporción del 10/1. Muchos creen que se debe de medicar las colmenas siempre y religiosamente; esto es un sacrilegio a mis oídos. Solo se médica, cuando sea necesario, y si no inviertes el tiempo aprendiendo sobre tus abejas y los problemas que las afligen; medicar con frecuencia y sin bases, es la respuesta del apicultor ignorante. Otro de los graves problemas que yo veo en esta era moderna de la apicultura, es el hecho de que algunas personas, que con unas cuantas colmenas y unos cuantos inviernos de experiencia, se tornan en el SuperApiculheroe de la Galaxia; por el simple hecho de tener algo de experiencia y desparraman y gobiernan con megabites y fecebuqueadas nuestras pantallas de computadora y lo tomamos como verdad.

Mejor arrimante a un apicultor experimentado, que tenga bastantes años en esto, aprende, deduce, documéntate; y como decía Joan Manuel Serrat: “Tire para delante; que empujan atrás”

Entradas más recientes
  • La colmena, es una estructura hecha por el hombre donde se alojan y reproducen las abejas - de forma artificial. Nos debe de quedar claro que la apicultura “natural” no existe en nuestros apiarios, las abejas de forma natural se encuentran en los árboles, entre las rocas, cuevas, tumbas y en lo que la naturaleza les permite y lo que a ellas les da en gana por habitar. No te engañes a ti mismo, ni dejes que los vendedores de promesas falsas te mientan; la apicultura no tiene nada de natural. A su libre albedrio, las abejas son naturales como son naturales sus panales si los hacen sin cera estampada, es natural su miel y su polen sí, pero el que tu intervengas de alguna manera es fuera del plan divino dentro de la ecuación y tu intervención ya lo convierte en una actividad natural intervenida o interceptada por ti y eso; nada tiene de natural. Las colmenas son la estructura física, con capacidad estructural para sostener y aloja un súper organismo o colonia compuesto por tres castas y las reservas necesarias para sobrevivir en tiempos sin floración o recursos en la naturaleza. Paradójicamente tenemos Reina pero no tenemos un Rey dentro de las colmenas, y esto señores es discriminación de género dentro de la colmena y una actitud FiFi–creo yo. Tendré que hacer una consulta zanganera y pedir consenso a la población de machos, para llevar este asunto a una resolución pacífica –todo por la paz, nada con violencia y de participación zanganera- eso si las damas de la colmena nos lo permiten y sino, manifestarnos y hacer un paro de actividades hasta que sean tomadas en cuenta nuestros señalamientos –a ver cómo le hacen las vírgenes sin el género de los ojos grandes… ¡Me canso! -¿Y tú Ganso; dónde estás? Este súper organismo se reproduce, mantiene sus miembros a través de la cría de nuevas abejas con el fin de aprovechar las floraciones y preservar la especie. Las colmenas vivas están densamente pobladas por grupos de abejas que forman y construyen panales que, estructuralmente hablando; son estructuras altamente sofisticadas para soportar cargas, mantener el nido, transmitir mensajes, termo regular y almacenar recursos. La unidad más baja dentro de las colmenas son las celdas y estas sirven para criar más abejas, almacenar pan de abeja (polen fermentado), almacenar miel, y regular las temperaturas. Para poder entender esta lección, debemos de explicar que las colmenas que existen son diseñadas o tienen propósitos específicos, por ejemplo; la jumbo y la Langstrogh para la producción y polinización de alta intensidad, las Kenia, para la producción mediana y las Perone para soñar y pretender con ser un apicultor no intervencionista - ¡Apa! páseme las tortillas y la sal que esto se pone interesante. Las abejas o Apis mellifera–“ala naturale” se desarrolló para anidar en arboles huecos, cavernas o formaciones rocosas que les permiten desarrollar un nido. Los nidos siempre presentaran la formación de panales de forma natural paralelos unos a los otros y con un espacio entre ellos uniforme- el famoso “bee space” del que trataremos más delante. En la naturaleza, las abejas prefieren nidos con 45 litros de capacidad, pero también anidan en lugares con 10 a 100 litros. Prefieren –cuando no están africanizadas, los nidos a una altura entre 1 y 5 metros de altura. Nosotros retiramos o salvamos muchas colmenas silvestres que se anidan en casas o negocios, granjas y demás, y hemos observado una constante; las abejas africanizadas prefieren anidar bajo tierra o muy cerca de la superficie de la tierra – ¿Por qué será? - ¡Apa!, traite los chicharrones y la salsa… Las abejas prefieren emigrar o establecerse a sitios 300 metros mínimo de distancia de la colmena original. Al llegar a su nuevo hogar, siempre acondicionan el lugar. Si es corteza rustica, la suavizan con propóleos y masticando la madera, si un tronco, lo barnizan y yo he visto que cuando utilizan sitios con mucha arena o tierra, estabilizan la arena o tierra con propóleo y he visto lo que parecería cera. Las pencas o panales siempre son construidos de arriba hacia abajo, la miel la separan del nido y la depositan en las partes superiores, luego el polen que quedara cerca del nido y a las celdas de zánganos las segregan hacia un lado o hacia abajo –pobres los machos que sufren de relegados. La historia descrita en murales de Egipto, en el templo de Nyuserre Ini de la 5a dinastía, 2422 AC, nos enseña personas haciendo humo y removiendo panales. Las inscripciones en la tumba de Pabasa 650AC nos detalla como era la producción de miel, el almacenaje de miel en jarrones y las colmenas cilíndricas. En la tierra de Canaán e Israel, en la Ciudad de Rehov se encontraron 30 colmenas intactas y otras no tan intactas con un total de 150 colmenas que datan de 2,000 AC, dando credibilidad a la historia bíblica de la “Tierra que fluye leche y miel”. Las colmenas “rusticas”, ya sea en corchos, molotes, canastas de paja, cantaros, casas de adobe, o otras tantas carecían de elementos para hacer de la apicultura una actividad simplificada y moderna. Básicamente se destruían las colonias para extraer miel, cera o propóleo y las divisiones eran dificultosas y se prefería capturar enjambres que emanaban de las colmenas. Hoy en día tenemos en nuestro continente dos preferencias principales La colmena Jumbo, y la colmena Langstroth para la apicultura comercial. Pero también tenemos la colmena marimba, la Kenia, la Warre, Dadant, la WBC, la versión WIldman, la versión Petro Prokopovych, la Dzierzon y otras. Yo prefiero usar la Langstrogh por muchas razones, pero en México se usan mucho también las Jumbo. Lo he dicho muchas veces y lo dire otra vez; yo si volviera a nacer, escogería una modificación de la colmena Langstrogh de 8 bastidores de 1 3/8” de ancho (el ancho de un bastidor de cámara de cría) , pero usaría puros cajones “alzas” para todo… Un día lo vi en California, donde un viejo apicultor de greñas blancas, rock and rolero llevaba sus colmenas a la polinización de las almendras. El cuate usaba tres alzas como cámara de cría y eso era lo que el invernaba y usaba para polinizar. Si necesitaban más espacio, les subía una caja, si estaban produciendo miel, les ponía más alzas. Partía todo en alzas sin buscar la reina, solo partía asegurándose que tenía población, huevo, larva y pupa. Hasta ahora, esa apicultura ha sido la menos complicada y más exitosa que he visto. La simplicidad del sistema estaba basado en lo que ahora entiendo; el peso. No es lo mismo manejar, subir, bajar y colocar una caja Jumbo llena de abejas, que una alza de tan solo 8 bastidores de cría y 3 pulgadas más angostas. Si uno siempre fuera fuerte y la juventud nos fuera una garantía, los cajones de uno o de otro no importarían, pero la juventud se desperdicia cuando uno no sabe que tendrá final, y ya cuando estas lo suficientemente despierto para entenderlo, la juventud se te fue y no hay forma de regresarla… Las colmenas evolucionaron a partir de la intervención de Lorenzo Langstroth quien, gracias a su invento, ahora tenemos una colmena con medidas específicas y algo uniformes. Sin abundar mucho en detalles, su aportación fue el “espacio vital”, mismo que nos ilustra sobre las distancias que las abejas reconocen y que respetan para la organización y construcción de sus nidos. Lorenzo les puso bastidores a los panales que en turno, permitió la cosecha de miel sin destruir los panales, acelerando así la producción de miel, la creación de núcleos, y el manejo al que estamos acostumbrados hoy en día. Lorenzo Langstroth es considerado el padre de la apicultura moderna. La colmena Langstroth tiene una versión desarrollada para las abejas Buckfast y son cajones cuadrados y no rectangulares como lo son las Langstroth. A esta colmena se le conoce como la BS Nacional. La Colmena BS Comercial es una caja cuadrada 460mm x 460mm, por 267mm de profundidad. La Colmena Rose desarrollada por Tim Rowe y mide 460mm x 460mm por 190mm, pero con la diferencia de la colmena BS Comercial de que solo usa un solo tipo de cajón para todo. La BS Comercial usa alzas más pequeñas que la cámara de cría. Lo más moderno – no necesariamente más eficiente, es la Flow Hive, que según sus inventores, revolucionaria la apicultura. En esta colmena se tienen panales de plástico que permiten cosechar miel sin abrir la colmena. Como teoría o “apicultura cosmética” todo está muy bien, pero para términos prácticos, son muchos los temas en contra que, hacen de esta colmena solo una falacia y un éxito taquillero para sus fabricantes. Para iniciar, yo seriamente consideraría utilizar el diseño Kenia para colmenas. Yo tuve la oportunidad o necesidad de rescatar unas colmenas que se alojaban en el establo de unas personas y como eran muy agresivas, las personas no podían ya trabajar en el establo. Como las iban a matar, tuve que improvisar si quería rescatarlas. Corte un barril de plástico en dos no de arriba hacia abajo, sino a la mitad para terminar con dos cilindros pequeños. Tome unas tiras de madera que recicle de un aserradero y tomando las pencas, las amarre a las tiras y las instale en los barriles de plástico. Fueron tres colmenas que sacamos del establo, una de ellas, la instale en un comedor que teníamos para las borregas y que parecía un pequeño ataúd porque ahí se les daba grano. La única que yo creía que sobreviviría fue la que instale en el comedor por ser hecha de madera gruesa y en apariencia más propia para las abejas – me equivoque. Fue la primera que murió, las otras dos, sobrevivieron dos inviernos en la sierra de Chihuahua, con temperaturas extremadamente bajas dentro de la barrica y no fue hasta que las quite de ahí para eliminar a la reina agresiva y que forme 8 núcleos de ellas pero ya en equipo langstroth. ¿Porque iniciaría en colmenas Kenia? –porque son hermosamente simples para su manejo y como un refrigerio a tus ojos, son muy exitosas si las vas tendrás estacionarias y te perdonan cualquier error de diseño.
  • Si pudiéramos dejar aun a un lado algunas reglas que nos afligieran o excluyeran de nuestra actividad en algunos sectores o zonas urbanas –así como lo hacen los poderosos con impunidad. Si pudiéramos tener derechos y protección de nuestras colmenas como animales en estado de deterioro con alarmantes índices de mortalidad - tal y como lo es. Además, si nuestra actividad fuese declarada como actividad necesaria para la sobrevivencia de la especie humana – con toda la seriedad que merecen las abejas, así es, entonces, la apicultura urbana cobraría auge y sería un foco de esperanza en el horizonte. El alta densidad de las ciudades hace la apicultura urbana casi un imposible –casi. Pero con el reto que tienen ahora las colmenas para sobrevivir, los exuberantes jardines y abundantes flores en las ciudades, y las enormes explanadas que dejamos como huella y que son perfectas para llevar apicultura responsable –las azoteas, la apicultura urbana, será un pasatiempo productivo en las ciudades modernas –así como lo son en Los Ángeles California USA, Paris Francia, Londres, Nueva York, y muchas otras. Si, en todo el mundo tenemos apicultura urbana y en México, yo tengo ya muchos conocidos que llevan su apicultura en las azoteas de sus viviendas. Tener abejas en las azoteas tiene sentido, siempre y cuando lo hagas con todas las protecciones para ti, tu familia y todos los que te rodean. Una de las formas de lograr esto, es tener abejas mansas. Si compras abejas y aun que te digan que son mansas, deberás de dejarlas en una zona segura para observarlas y determinar si son tranquilas y ya determinando su mansedumbre; trasladarlas a tus techos. No podrás tener un enorme apiario, pero si un apiario de aprendizaje y pasatiempo con poco de producción. Lo normal y típico es mantener apiarios de no más de 6 colmenas.
  • La apicultura es siempre mejor, si inicias con dos colmenas, y poco a poco, y conforme vas adquiriendo conocimientos y aprendes a observar lo que pasa en las colmenas, incrementas tus números. Pero, al iniciar, inicia bien, ten un plan de trabajo, si puedes, compra tu equipo y luego, estúdialo, entiende los espacios entre un bastidor y otro, observa el porque de las distancias, investiga, indaga y prepárate siempre a recibir una temporada, desde la temporada anterior. No dejes nada a “haber que pasa” porque no pasara nada agradable ni provechoso. Adquirir una buena colmena es crucial, y de suma importancia -ya tendremos muy pronto una lista de proveedores de colmenas y equipos de buena calidad que recomendaremos. La reina, debe de tener posturas en sus panales lo mas llenos posibles, dejando unas cuantas celdas vacías para facilitar la regulación térmica de el nido. Una buena colmena deberá de extender su nido entre 12 y 16 bastidores dependiendo de la temporada, la forma que escojas de trabajo, y algunos muchos variantes mas. Mis consejos son con bases de una cámara de cría sin limitantes, yo no utilizo un excluidor, y recomiendo que los principiantes tampoco lo hagan. Una colonia de abejas, en pleno verano o época de producción; cuenta con una población de 75 000 a 90 000 mil abejas, y dependiendo de el tipo de abeja que trabajes, la poblacion se ha reportado que puede llegar a 120 000 abejitas por colmena! Una buena colonia, debe de tener las características de ser dócil, de no tender mucho a enjambrarse, y de se buenas productoras de miel. Nunca debes de tomar toda la miel que una colmena produce, recuerda que las abejas no la recolectan para divertirse o para pagarte a ti, derecho de piso; la miel, es la reserva de alimento que las abejas necesitan para las temporadas donde no tienen néctar disponible, y si les quitas todo, ellas no tendrán que comer y las mataras de hambre cuando ya no encuentren suficiente néctar en la naturaleza. Una colmena, tiene que estar situada donde exista floración natural, plantíos diversos, y agua. Si no tienes agua natural en un arroyo, rio, laguna o otra forma, será necesario proveer un bebedero con agua para tus abejas. Yo, acá en el norte, donde las sequias son fuertes, en ocasiones lleno un tambo de 200 litros con agua, le agrego un poco de cloro para mantenerla limpia y libre de algas y mugrerío, le instalo un bebedero para ganado pequeño y se llena de piedras, o de madera, de nueces –la nuez flota, o de algo que puedan utilizar las abejas para aterrizar y no ahogarse. En un canal de agua de riego, acabo de ver un costal de arpilla, atrapado en unos juncos, y ahí, como flotaba el costal, las abejas encontraron una pista de aterrizaje perfecto; no lo he intentado hacer, pero me parece muy buena opción para evitar que tus abejas se ahoguen en el bebedero. Las colmenas trabajan mejor cuando están protegidas de los vientos fuertes, de poderse, instálalas en lugares donde los vientos no peguen de manera directa y que existan barreras naturales para quebrar el viento. Los vientos por lo regular provienen del poniente en mi desierto, y yo trato de nunca instalar piqueras con esa orientación, y las instalo hacia donde sale el sol. Si quieres unas cuantas colmenas, no importa que tipo de equipo escojas, pero, si quieres ampliar tu apiario, deberás de comprar equipo estándar y fácil de adquirir. El equipo estándar es el tipo Langstrogh. Utiliza cera estampada en tus primeras colmenas, aun que yo no la utilizo en mis abejas, confieso que puede ser un grave error y puede causarte problemas difíciles de controlar si no tienes la experiencia requerida. No sigas mis consejos al pie de la letra, busca alternativas, investiga, toma únicamente lo bueno y desecha lo malo. En este caso; no imites mi sistema de utilizar bastidores sin cera estampada. Muchos apicultores utilizas la terramicina como forma de prevención a una enfermedad que aflige a las colmenas de nombre Loque Americana. Cuando adquieras tus colmenas, pregunta al vendedor si las trata y para que las trata, que utiliza y para que y cuando, y con ello, tendrás una idea de lo que tu deberás hacer también. Busca un tratamiento contra el acaro llamado varroa, y aplícalo según las instrucciones del fabricante. El apicultor exitoso, es aquel que sabe observar y planear conoce sus abejas y su entorno. Es necesario que te informes, que leas, que preguntes y te arrimes cuando sea posible, a un apicultor experto y aprendas de el. El conocimiento adquirido por los años de experiencia de aquel individuo, deberás de escuchar y observar y llevártelo a la memoria porque la vida de tus abejas y la prosperidad de tu trabajo en el mundo de las abejas, talvez en un momento, dependan del consejo que aquel buen hombre te dio. No menosprecies las palabras de un anciano ni las palabras de un apicultor viejo; la capacidad y potencial existe en sus formas, y sus palabras, y debemos de abrazarlas como el tesoro que te regalan; el conocimiento adquirido con sudor, y digno caminar.
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez