EXPLORA LA BIBLIOTECA

Hablemos de Abejas...

30 de sep. de 2018

Selecting the right soil for the weather conditions

0 comentarios

See when people are active on your forum with real-time updates. It’s an easy way to follow the discussion and never miss a thing.

 

Experience everything on your forum in real time! Wix Forum’s fun, live typing indicator lets you see when people are active in a discussion.

Entradas más recientes
  • Muy a menudo me preguntan de qué forma es que yo trato mi equipo y la verdad, es que tengo todo tipo de acabados, pinturas, no pinturas, ceras, parafina, barniz, y todo tipo de acabado imaginable y lo peor –me arrepiento de ello. Hace tiempo construí mucho de mi equipo, y mucho lo compre usado, de alguna manera aprendí que el arte de la carpintería es mejor dejárselo a quien se dedica totalmente a ello, que por volumen, eficiencia o simple práctica, son capaces de producir a menor costo que yo. Pero hablemos de los acabados… Para entender los acabados, que funciona y que no, entendamos que primero, existen normas para la producción de miel organica certificada, y la certificable, a miel para exportación y la de consumo nacional que hablan y especifican del tipo de pinturas y acabados que tendrás que utilizar para cumplir con esas normas. Tomando en cuenta que mi escrito solo es para explicar lo que yo considero el método perfecto para conservar equipo, entonces, partamos de ahí sin más… La madera es materia organica que se atrofia con el tiempo y los efectos de los elementos sobre ella. El nivel de deterioro, tiene que ver en muchos detalles, entre ellos la calidad de la madera, el tipo de madera, la forma que se procesa la madera, la zona donde tienes tus equipos, la humedad, los cambios extremos, los no muy extremos pero de humedad constante, de sequía fuerte, de heladas, de vientos fuertes que transportan arena, insectos, hongos, bacterias, roedores, en fin… La longevidad o durabilidad de tu equipo depende de muchos factores y la mayoría están fuera de tu control, pero agregar la protección contra los elementos, algo que resguarde y condicione tu equipo para sostenerse en buen estado, eso sí depende de ti. Conociendo características universales de la madera La madera es como un ser viviente; respira, se mueve, reacciona y es elástica. Las fibras de celulosa, que cuando la madera estaba viva transportaba nutrientes, se comportan como un manojo de popotes que de no sellarse, sigue transportando o permitiendo la entrada de diferentes elementos que eventualmente corrompen la estructura de la misma. La densidad de la madera, varía mucho y depende del tipo de especie que se utiliza y los rangos oscilan entre los 300 kg/m3 a 1200 kg/m3. Pero la mayoría de las maderas utilizadas en la elaboración de equipo apícola, debe de estar entre los rangos de 600 a 700 kilogramos por metro cubico –ya seca. El peso de la madera por metro cubico, se mide en promedio y no en piezas individuales, ya que la madera que se ubica en los círculos exteriores, mas pegados a la corteza, es más nueva y más porosa y por consecuencia más liviana. La madera es en un 50% carbono y en un 42% oxigeno, tiene un 6% de hidrogeno y otros elementos. El compuesto principal de la madera es la celulosa –más o menos la mitad, la otra mitad la componen dos compuestos que agregan protección, dureza, cohesión, y otros que agregan aromas, aceites y grasas entre muchas otras substancias que la componen. La celulosa forma lo que pudiéramos decir, es el esqueleto de la madera y es estable aun cuando se le quita la humedad. El contenido de celulosa varía mucho entre una madera y en la mayoría de los casos, la celulosa no es una fuente de alimento para animales puesto que no es fácil de digerir. Las maderas albergan bacterias y hongos que con el aumento de humedad, son los que descomponen principalmente las maderas muertas y reciclan recursos en los bosques y selvas. Las maderas duras son generalmente producto de árboles de crecimiento lento, son densas y por consecuencia pesadas y por consecuencia más durables. Las maderas blandas son producto de árboles de crecimiento rápido y suelen ser muy ligeras y poco duraderas si no se tratan con algún tipo de acabado que las haga resistentes. La madera de Pino es una de las más abundantes en el país y es la madera más utilizada para la elaboración de equipos para apicultura y pertenece a la categoría de maderas blandas. El pino para poder ser utilizado y que se conserve estable, debe de pasar por el proceso de secado. Se puede secar de forma natural, donde se apila separado de la tierra, con huecos para facilitar la circulación del aire, se protege de la lluvia y el sol y este secado es tardado. En los desflemados o secados artificiales, tenemos el secado por medio de calor controlado, aire forzado, al vacío, y al vapor. Aunque la madera que se utiliza para la fabricación de equipos apícolas en su mayoría se elaboran con maderas secas, existe un nivel de humedad relativa en el medio ambiente que cambia de acuerdo a las zonas y debido a esto, la madera siempre se moverá y no existe nada que tu puedas hacer para cambiar su movimiento constante detonado por las condiciones atmosféricas. Las maderas aserradas en dirección de los aros de celulosa, en algunas ocasiones logran contener aros nuevos y viejos en la misma tabla, y debido a que la madera exterior es más liviana a la interior, la humedad que absorben y pierden constantemente en el medio ambiente, hace que la madera se haga curva o se tuerza. La madera que mejor se comporta es la que se corta con técnica de “quarter sawn” o de corte vertical al grano que se encoje y expande mucho menos que la que de corte horizontal al grano. Los acabados No importa cual acabado le pongas a tu madera, eventualmente el movimiento romperá la membrana aplicada y la humedad entrara porque la madera está en constante movimiento y con ello, rompe los tratamientos rígidos que nos dan las pinturas. Existen pinturas elásticas como las que se aplican en los techos, pero no se han aplicado en los equipos apícolas de forma cotidiana hasta el momento. ¿Por qué el hervir equipos en parafina y colofonia? La parafina es un derivado de los hidrocarburos y en esencia, una alternativa a la cera natural, y la colofonia es una resina natural que sale de los arboles coníferos. La mescla de parafina y la colofonia es solamente una imitación burda y barata de lo que las abejas hacen con eficiencia con todos los equipos; propólizan toda superficie para desinfectar. El baño del equipo en la mescla, desinfecta, protege y alarga la vida de los equipos. La colofonia tiene un largo historial de usos domésticos e industriales, pero fue su utilización en la elaboración del papel donde actúa como impermeabilizante contra la humedad del medio ambiente y con ello, trae estabilidad a los papeles. Se puede bañar los equipos únicamente, pero el hervirlo por un periodo de tiempo específico y con un control de temperatura, hacen del equipo, material que no necesitara pintura por muchos años. Advertencia; la colofonia es en sí, un propóleo, una resina emanada de las plantas que tiene muchos beneficios para el ser humano, pero también los árboles, al producirla, lo hacen con la intención de crear una barrera contra insectos, bacterias, microbios, en fin, agentes extraños y malignos contra los árboles. No conozco de estudios que digan que el uso de la colofonia sea benigno ni maligno para tratar cajones, pero la cautela debe de implantarse al usarlo, porque sin lugar a dudas, para los árboles, es en función; un insecticida, que ya sea por repeler o envenenar, no deja de cumplir con la función de insecticida natural. La colofonia es utilizada también en la elaboración de barniz, en las farmacias, en los instrumentos musicales, y hasta en las películas; el ámbar que tenía un insecto en el bastón del viejito de Jurasic Park, ese era un pedazo de colofón petrificado. Paraffin wax dipping is also used to disinfect hive parts from an American Foul Brood virus infected hive. Items need to be dipped for 10 minutes at a minimum temperature range of 150 – 160 Celsius. Resumiendo, la parafina o si quieres, la cera, mesclada con la colofonia, actúan como un remplazo o son un barniz de propóleo para los acabados del equipo. Si hierves tu equipo en esta mescla desinfectas las partes más internas y sellas la madera, evitando que la mayoría de la humedad entre y deteriore la madera. Con la humedad, la madera se convierte en alimento fácil de hongos, bacteria, microbios y un sinnúmero de microorganismos que viven dentro y se alimentan de la madera. El proceso Mesclas dos porciones de cera o parafina, con una de colofón. -Dos a una. La mescla se calienta en un tanque donde puedas tratar tanto equipo como tú quieras, pero la mayoría de los tanques que yo he visto, son para meter dos cámaras de cría tipo Langstrogh y adentro de las dos, otra caja. Se hierve a una temperatura de 110 a 122 grados centígrados por una duración de 10 minutos. No debes de elevar la temperatura más alta porque corres riesgos de una combustión instantánea, que hierva la mescla y se derrame, y tener en tus manos un enorme problema. Debes de colocar tu tanque para hervir equipos, a una distancia prudente de tu taller o vivienda, y sin material que se pueda quemar en caso de un accidente. Es también necesario tener a la mano, un extinguidor para cualquier problema que se pueda suscitar. ¿Qué sucede a la madera al hervir en el colofonia y parafina? La madera siempre tendrá una cantidad de humedad, que aunque fue desflemada o propiamente secada, la humedad del medio ambiente, la que existe en el aire, se introduce en la madera aun con la mayoría de las pinturas. Al hervir la madera o equipos en el colofón y parafina, logramos que poco a poco el agua hierva y se desplace fuera de la madera en forma de vapor, y como todo gas se expande con el calor, dentro de la madera quedan las fibras de la celulosa libres de agua, y al momento que la madera llega a los 110 a 122 grados centígrados y es retirada del tanque, se crea una presión negativa –succión, que “jala” los remanentes del colofonia y parafina, y sella las fibras internas de la celulosa haciendo casi impermeable la madera. Si en el momento de sacar los cajones del tanque inicias a darle una mano de pintura, la presión negativa o succión, permitirá que esa pintura se meta dentro de la madera, en las mismas fibras que la componen y la durabilidad de tu acabado se eleva por un factor de 8. El hervir el material de la forma recomendada es suficiente y yo tengo tapas y fondos que fueron hervidos hace más de 20 años y aún están en uso y sospecho que lo estarán por otros 20 años fácilmente. No los he pintado ni pienso pintarlos nunca. Tienen la apariencia de que están aceitados pero nada más. Ahora lamento no haber hervido todo mi equipo hace 20 años, porque ahora que tengo que volver a pintar mis cajas, no sería necesario si las hubiera tratado de la forma que te comparto. i
  • Lo opuesto a la verdad, lo que no es real, lo aparente y sin substancia real, lo engañoso, lo que imita o suplanta lo verdadero, hipócrita, disimulado o equivoco; eso, es por descripción lo que significa la palabra falsedad o lo que es falso. A menudo en el mundo de la apicultura, se utiliza la palabra o juego de palabras para describir panales que se han creado de forma natural, que sin bastidor que delimite, apicultor que los evite, y producto de una abeja sana en entornos productivos. Los Panales Falsos Panal falso…, pero, ¿Qué tienen de falsedad? Si pudiéramos hablar ya entre amigos, y dejando atrás las enseñanzas falsas y basadas en mitos y de antigua procedencia, los panales que delimitamos y forzamos en nuestros cajones, en realidad esos; si son falsos. Nuestros panales insertados en nuestros bastidores, son engañosos porque con manipulación los hemos hecho de acuerdo a nuestra imagen y semejanza que queremos en lo que nosotros queremos definir como colmena. Son imitantes de lo real y de libre construcción como lo son los naturales. Son engañosos, suplantadores, disimulados e hipócritas porque no fueron hechos según los requerimientos de nuestras abejas, y son hechos por nuestro manipuleo y deseo. A los que denominamos “panales falsos”, son a mi criterio, la formación natural más pura, que obedeciendo las leyes de gravedad, reaccionando fisiológicamente a la abundancia de recursos, nuestras abejas han construido sin manipuleos, instalando solo cera y miel pura; nuestras abejas nos regalan. Los “panales falsos”, son en realidad “panales puros y naturales” que por razones ajenas a mi conocimiento, hemos desvirtuado con calificativo negativo a lo que en realidad representa.
  • Caramba, acá en el norte la temporada está por terminar. Ya iniciamos a recoger el equipo extra en los campos, haciendo las colmenas más compactas y como no tengo intención (tal vez) de llevar las colmenas a la polinización de la almendra, he dejado colonias con hasta 4 cajones de cámara de cría, permitiendo que los bastidores se hayan taponeado de miel, polen y postura en diversos grados de desarroyo. Mucho equipo y población para algunos y para mí también, pero con ello, pretendo experimentar si el hacer núcleos al final de la temporada y antes del invierno, es más redituable que dejar colmenas súper fuertes y al final del solsticio de invierno, iniciare la alimentación artificial rica en proteínas para incrementar la población y hacer divisiones antes del mezquite. Mi experimento es con el fin de ver si una gran colmena, con una gran población tiene más posibilidades de ser el componente de una apicultura sana y prospera en zonas de inviernos crueles. Pero regresando al tema… Al estar haciendo preparativos de final de verano o inicios de otoño, me encontré limpiando y seleccionando bastidores; algunos para el recuperador de cera, otros a la basura, y la mayoría para almacenarse. Como mi inquietud por conocer la apicultura de diferentes ángulos y puntos de vista me ha llevado a experimentar con diversos equipos y sistemas, ahora, me encuentro con una enorme gama de bastidores que no me queda más que lamentarme por un lado, y darme gusto por el otro. Me lamento por no tener consistencia en mi apicultura y métodos de extracción, y me da gusto saber con pelos en la lengua, cuales bastidores son más longevos, duraderos, bien hechos, que funciona y que no. Cuales evitar, y cuales buscar y como mi vida apícola es ya casi imposible por remediar, pretenderé solo dar mis conocimientos y experiencias como forma de que los proveedores elijan métodos de producción propios, y los clientes sean cada vez más sofisticados y exigentes al saber que buscan, quieren o necesitan. A todos los que trabajamos colmenas, siempre, en el momento de mover bastidores, nos vamos a lamentar el no haber comprado algo mejor, tener bastidores más fuertes, menos pesados, más pesados, con más madera en el cabezal, ranura para la cera estampada, que las orejas sean más resistentes o en fin; bastidores aptos para nuestro estilo de trabajo y maquinaria que usamos. Para los que inician, iniciaremos por el inicio; ¿Qué es un bastidor? En la apicultura rustica, la tradicional ancestral, se llevaba en huecos de árbol, en canastas de paja o recipientes de barro invertidas, se llevaba en donde se pudiera, y a la hora de la cosecha, se sacaban los panales con miel, y moliéndolos o fundiéndolos con calor, se separaba la miel de la cera. No fue hasta que Lorenzo Langstroug, el padre de la apicultura moderna, al observar las colmenas y su forma de construir, se dio cuenta que tenemos medidas específicas que las abejas utilizan, y que son espacios que detonan algo en ellas. Dijo que a través de un sueño, Dios le dio un diseño y ese diseño, es el que hasta ahora usamos en diferentes variantes, pero lo es. En el diseño de Lencho Langstrogh, tenemos una caja como cámara de cría, y adentro, tenemos los panales insertados o instalados en bastidores que no permiten a las abejas espacio para pegarlos entre sí, o pegarlos al cajón. Este diseño permite manipular, sacar, escudriñar, estudiar, dividir, multiplicar y hacer muchas de las funciones imposibles antes de Lencho y su diseño. Pero más que todo, el diseño permite despelucar la miel madura, y extraerla de los panales mismos que se encuentran confinados en los bastidores; sin destruir las celdas que nos permiten aprovechar el flujo de miel al máximo. De acuerdo al Abad de la Catedral de Cera y Miel –yo, el bastidor es; “El instrumento interno que define y confina los panales dentro de una estructura, y que permite y además hace practico, el manipular los elementos y recursos dentro de una colmena; para un manejo efectivo y eficiente de la apicultura como actividad de producción pecuaria” El famoso pero ignorado 5/16” y 7/16” – “Bee Space” o “Espacio Vital de las Abejas” En las observaciones de Lorenzo Langstrogh, descubrió dos cosas importantes que el apicultor moderno debe entender y manejar en todo lo que haga. Hacemos las cosas muchas veces sin entender las razones o el porqué, y manejamos medidas que alguien más se tomó el tiempo para definir y documentar, y como burro que come maíz, nosotros llevamos nuestra cabeza al comedor, movemos las orejas, y rebuznamos y pateamos cuando las cosas no van de acuerdo a nuestra costumbre y entrenamiento. Pero somos seres pensantes y debemos de llevar nuestra actividad con conocimiento, observación, y siempre utilizando el mayor y mejor instrumento que tenemos como apicultores; nuestra habilidad para pensar. Lorenzo observo, que si dejas un espacio menor al 5/16” las abejas lo propólizan, pero si es mayor al 7/16”, las abejas hacen pencas “falsas”. El término de “penca falsa” cuando es utilizado por un apicultor me molesta, porque implica mucho más que lo realmente es. Los que usan ese término, básicamente dicen; “Como soy ignorante del comportamiento de las abejas, y como fui sin excusa alguna un apicultor negligente, no preste atención a los espacios vitales y deje sin agregar bastidores dentro de mis tapas, no respete espacios de las abejas, y estas, conforme a su naturaleza, han fabricado un hermoso panal para avergonzarme por no entender o ser flojo en mi apicultura.” En el espacio vital de las abejas suceden dos cosas y todo, tiene que ver con la auto-termorregulación de las colmenas; no pueden existir espacios sin aprovecharse para la producción de miel o cría, ni pueden existir patrones o conductos de flujo de aire que puedan desestabilizar el equilibrio termorregulador del interior de una colmena. En una colmena todo espacio se utiliza al máximo de eficiencia, o es para caminar o hacer que fluya el aire, o es un espacio para almacenar miel o pan de abeja, o sacar más cría. Un poco de historia… Los bastidores dentro de una colmena, son como las carpetas dentro de un gabinete de expedientes. Desde mediados del siglo XVI, los apicultores iniciaron a manejar los bastidores para facilitar el manejo de la colmena como lo es la inspección, remover miel, y reutilización del panal. Hoy en día, existen diferentes variantes del mismo diseño, los hay en plástico, madera y combinación de ambos. Los bastidores modernos, están basados en el diseño Langstrogh o el Modificado Dadant, y esto, provee al apicultor moderno el equipo estándar, uniforme y propio, para combinar o trabajar diferentes marcas o de diferente fabricante, sin alterar los tamaños. El diseño que hoy en día es utilizado por la mayoría en México, diferencia en algunas cosas del Norte Americano. En USA, el cabezal y la barra baja están ranurados para aceptar y afianzar la cera estampada; en México no. Es un agregado al diseño muy sencillo y útil, pero en México no se ha acostumbrado a hacerse. En el diseño de construcción de bastidores, deben de existir e integrarse dos elementos fundamentales que son; la capacidad estructural de un diseño ligero, y la calidad de la madera a utilizarse. Antes de iniciar con el diseño o diferencias de diseños, debemos de hacer un llamado a todas las asociaciones, consumidores y al público en general, de que en el momento de comprar artículos para tus apiarios, exijan los documentos que validen la madera como producto producido con responsabilidad y respeto a las leyes. En diferentes partes del país se están derrumbando bosques y selvas, y mucha de esa madera termina como bastidores y cajones. Existen mecanismos que los productores de equipos deben de cumplir y poder probar que cumplieron; la apicultura debe de ser responsable y no fomentar con la tala clandestina. Para un buen diseño, necesitamos buena madera, métodos de ensamble que permitan suficiente superficie entre un elemento y otro para permitir que el ensamble no solo se efectué con un clavo o grampa, sino con pegamento que ayude a prolongar la vida de estos bastidores. La junta o ensamble, debe de ser de entrelazo y no solo depender de un clavo para mantenerse en posición y como mucha de la apicultura ya se realiza de manera industrial; los bastidores tienen que resistir el rigor de la maquinaria que utilizamos. El cabezal El cabezal es la parte superior de los bastidores, es el que recibe y sostiene todo el peso del panal, y es la base de todo. En el cabezal, es donde se “cuelgan, los costados mismos que sostendrán el elemento final; la barra inferior. En el cabezal podemos integrar varios elementos para facilitar que la cera estampada no se deforme, o para los que no utilizamos la cera estampada, se puede agregar o formar de la misma madera del cabezal, una pirámide invertida como guía del panal a construir. Para que la cera estampada no se deforme, en los países sofisticados con apicultura sofisticada, se hace una ranura donde se inserta la cera en el cabezal y la barra inferior. En la barra inferior, solo se hace la ranura de con una hoja de serrucho de 1/8”, y en la parte superior igual, pero muchas veces, con una tira de madera que se despega para poder después de instalada la cera, pegarse bajo presión y clavos y de esa forma, asegurar la cera de una forma más sólida. El cabezal también debe de tener la capacidad de sostener los laterales y barra inferior, y aun que la barra inferior y los laterales no sirven más que para delimitar el crecimiento de los panales, en la extracción de la miel, estos elementos son puestos a prueba y más vale que sean fuertes y bien ensamblados para que no pierdas tus bastidores. Por instinto las abejas “cuelgan” sus panales de la parte superior y los panales dentro de una caja, están sostenidos por el cabezal principalmente. Los alambres que provienen de los costados, están diseñados para agregar integridad estructural a los panales, en el momento de manipularlos y trabajarlos para la extracción de miel, no están diseñados para sostener la carga que por gravedad se ejercen, sino para agregar sostén por las cargas de las fuerzas centrifugas que genera el extractor. En USA existen 8 proveedores importantes de equipo para la apicultura, y cada uno tiene a lo que les hace diferente y tiene que ver con el ensamble. Las barras laterales Un buen ensamble se hace con un buen diseño que incorpore mayor superficie de pegado, buena trayectoria de los clavos. A pesar de la fragilidad de que aparentan tener las barras laterales, las funciones que desempeñan son cruciales para el buen desempeño de los bastidores. El espacio vital entre los panales, son determinados por una buena construcción de los bastidores y con un buen diseño, se facilita la extracción y procesos. Seria buen preguntarles a los fabricantes de acero inoxidable que nos apoyaran para sacar un estándar de bastidores que sean los mejores y más adecuados para ser utilizados en los equipos de despercúdalo y extracción; sin destruirlos. El buen habito de construir bastidores que, por sus dimensiones, solo puedan instalarse 8 en lugar de 10 si se respetara el especio vital, arroja buenos bastidores, llenos de miel y opérculo, que permite buenas cosechas con poca dificultad para la extracción. Esta práctica, no es generalizada en el resto del mundo, y en USA, se utilizan 10, 9 o 8 bastidores por alza, pero depende del apicultor porque los bastidores en USA, todos están construidos a 1 3/8” de pulgada de ancho, y no de 1 ½” o de 1 9/16” según el fabricante en nuestro país. Habiendo trabajado los dos estándares de bastidores en las alzas, prefiero la extracción en bastidores mexicanos por dos cosas; la diferencia entre las barras superiores o cabezales, y el diseño de la barra inferior. En USA, los cabezales son más anchos y robustos que es una ventaja reflejada en la longevidad o durabilidad de los bastidores. Las barras inferiores, también son más gruesas –no mucho, pero si existe una marcada diferencia. Esa falta de “carne” o de mayor dimensión y madera, nos permite un despercúlado más fácil y más pegado al fondo de las celdas, que en turno, nos arroja una menor celda que tendrá que ser reconstruida con cera nueva, nos da mayor promedio de cera recuperada y sobre todo, nos permite sacar más rápido la miel de las celdas, sobre todo mieles duras y pesadas para la extracción en salas austeras en zonas más frías. El miembro lateral o barras laterales, suelen torcerse o vencerse con la tensión del alambre cuando son delgadas, y cuando la madera no es propiamente desflemada o debidamente secada, los ojales donde se instala el alambre, si no se le instalan ojales de bronce, el alambre se enterrara, y esa acción, permitirá que el alambre y todo el bastidor se afloje. Las “juntas”, “enlaces” o lugar donde dos piezas se unen para formar los cuadros, son construidas en algunos bastidores, tan solo de forma austera y rápida para el fabricante. En otros fabricantes, como lo son algunos que se anuncian en nuestro foro, estas formas de pegar o enlazar las piezas, son elegantemente construidas y permitiendo más superficie entre los enlaces. Pegando madera Para entender una propia construcción de madera, debemos de entender dos principios básicos; la madera se une una a otra para hacer una pieza por medio de clavos o de pegamento. Esto se logra, solo con una de dos o combinación de los dos métodos. Para pegar con pegamento las maderas, es absoluto y necesario entender que la madera que se pega “contra grano”, está destinada a fallar. La madera que es pegada “con el grano”, tiene más posibilidad de mantener su integridad estructural. Para entender el segundo principio, debemos imaginarnos que, microscópicamente, la madera actúa y es similar a un manojo de paja, un montón de tubos, o una gran cantidad de conductos que, juntos, hacen lo que nosotros conocemos como madera. La madera es el desecho orgánico o el cadáver de un ser viviente que se llamaba árbol, y ese ser viviente, vivió y creció, gracias a los conductos de transporte de agua y materias inorgánicas, para convertirlas en orgánicas –la madera. Al matar o talar el árbol, estos tubos o canales de transporte, se vacían, y según sea la especie de la madera, algunos son más pequeños que otros y por eso algunas maderas serán más densas y pesadas que otras. La madera “respira”, que no es más que la acción de respuesta a los cambios climáticos a la que la sometemos – se contrae y expande, dependiendo de su densidad y capacidad de absorción de humedad en el medio ambiente y ayudado con el sol y calor. Cuando pegamos madera contra grano, lo que tratamos de decir es que estamos pegando en los finales de los “popotes” o conductos donde se movía la sabia, y la superficie es extremadamente porosa e inestable puesto que es donde se refleja la acción de “respirar” de la madera. Al pegar contra grano, sería el equivalente a tratar de pegar popotes unos con otros, como para extenderlos. Pegar al grano de la madera, sería como pegar popotes en sus costados que es donde tienen paredes sólidas y mayor superficie. Una buena unión, enlace o pegazón, será la que lleve clavos y pegamento y que las juntas o enlaces, sean sobre la mayor cantidad posible de superficie. Es por ello que cuando vemos bastidores pegados solo con unos cuantos clavos, sin enlaces de fabricación mecánica que permita una unión apropiada con valor estructural y con bastante superficie lateral o al grano para el pegamento; esos son buenos bastidores. Mis recomendaciones para mejorar los bastidores son; 1. Utilizar maderas desflemadas y propiamente secas antes de trabajarse. 2. Implementar sistemas en la fabricación que permitan una buena construcción y ensamble mecánico de fricción con pegamento y fijación por medio de clavos o grapas. 3. Siempre utilizar ojales metálicos para los laterales y trayectoria del alambre. 4. Tratar de meter más y mejor madera en sus fabricaciones y diseño –aun que un pequeño porcentaje de la miel se sacrifique.
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez