EXPLORA LA BIBLIOTECA

Hablemos de Abejas...

15 de oct. de 2018

Capacitadores discapacitados; el monstruo que dejó la abundancia y la prepotencia.

1 comentarios

 

 

De inicio, no digo que todos los capacitadores son malos o mal intencionados, quiero creer que solo son personas que buscan el pan, al igual que yo, que tu; que todos.

Si se ganan su dinero con su trabajo y con dignidad, bien pero, tenemos que definir varios puntos sobre esto.

Muy a menudo, me encuentro en pláticas donde apicultores expertos, han sido invitados a capacitaciones que se anuncian con bombo y platillo, y al llegar a los eventos, encuentran gente preparada para llevar un tema en una presentación audiovisual y al llegar al campo, el presentador no sabe ni siquiera prender el ahumador y mucho menos, manejar una colmena. Son la mayoría, capacitaciones derivadas de algún presupuesto y con lana en mano, los capacitadores tienen por reglas mismas de la fuente de dónde sacaron la lana, llevar un tema, ponente, lista de asistencia y documentación visual de lo que ellos aportaron a cambio de la lana recibida. NO es un trabajo altruista o derivado de la preocupación por aportar conocimiento con el afán de mejorar las condiciones del campo, son trabajos remunerados, trabajos que arrojan ganancias a los que trafican en este tipo de aportaciones al campo. En el sector apícola, pasa lo mismo y un poco más porque en la mayoría de los casos, son médicos veterinarios zootecnistas, o biólogos, y algún profesionista bien educado en su ramo son arrojados al campo apícola, sin haber cursado más que lo más elemental en lo que concierne a las abejas. Saben mucho de mucho, y poco del mundo apícola. Lo ideal es cuando el conocimiento técnico, se empata con una trayectoria de campo y eso, es difícil de encontrar. De los casos que yo conozco, me recuerdo únicamente algunos de Oaxaca y escasos en otros estados.

 

En fin, hablando con unos catedráticos, me reclamaban que yo en ocasiones, no doy la información correcta ni educada, yo a cambio, les reclamaba que ellos teniendo la información, la manejan de forma elitista y egoísta. Los reclamos fueron mutuos y muy tupidos pero, con elegancia que la educación de mis amigos catedráticos les permitió.

Podemos decir que ha sido un dueto a golpes, pero con guantes de terciopelo…

Derivado de los reclamos de ambos, del pleito entre los catedráticos y yo, como el representante del gremio de valientes, estamos llegando a una conclusión; tenemos que hacer eficiente la transferencia de verdaderos conocimientos aplicados y aplicables, de los escritorios y pantallas de computadoras, a las cuñas y piqueras en los apiarios. El conocimiento en las universidades existe, pero se ha roto la forma de hacerlo llegar al campo de una forma eficiente, contundente y tajante.

 

Les platicaba yo de un ponente del que yo tengo memorizada su ponencia, no porque me guste, sino que tengo escuchando mucho de lo mismo, de la misma persona y en los mismos medios y escenarios apícolas. Son unos cuantos catedráticos que se han sabido colocar en los reflectores, y se nos ha olvidado de que existe un gran número de otros científicos, investigadores que se dedican y logran adquirir conocimientos de los cuales, el gremio se pudiera beneficiar. Los señores de asociaciones civiles y agrupaciones que han manejado dineros públicos para los eventos que se supone deben de apoyar al campo, han transformado esos eventos en la forma de socializar el gremio, hacer grandes cuevas de ofertas, ventas, milagros y milagrosos donde se habla de trampas y abundan los tramposos. Los eventos, se han convertido en el cedazo que separa los que tienen, de los que no tienen, los que pueden pagar, y los que no asisten porque no pueden, los que sonríen en los pasillos buscando cuates, tramites, el que sabe cómo bajar recursos, los que ya los bajaron y a ver si le saca la información, y el apicultor humilde, el que viviendo en una sierra, bosque o selva, nunca se entera de lo que ahí se habla o presenta, y donde todos son felices y contentos.

 

Eventos de relumbrón, de accesos, de mucho brillo, muchas palabras exóticas, trajes y trajeados que poco aportan de nada, y mucho se llevan de los que en realidad les pertenece el presupuesto que ahí se derrocha.

Pero ahora llegamos a una época de austeridad completa, donde se anuncian recortes al campo y los camperos, donde los grandes presupuestos y grandes derroches ya no son posibles; donde las transferencias de poderes de un gobierno a otro, se miden en la cantidad de deuda y endeudados que se dejan los unos a los otros. Y esta época de autoridad que hemos heredado o contribuido a generar, nos arroja un campo que, como debería de haber sido siempre; solo el más eficiente, el más ordenado, el más trabajador, el más astuto y sagas, el más de mucho sudor, podrá sobrevivir y sobresalir y prosperar. Tenemos una clase de pobres pobres que esperan y esperan y nunca llegan las ayudas porque se quedan en el trayecto. Existe un campo que poco saben de nada de congresos, eventos y fanfarrones que ahí se forjan, y que mucho sabe del hambre y solo quieren trabajar.

Veo la necesidad de evaluar a los capacitadores que en una gran mayoría; se encuentran discapacitados para efectuar su trabajo.

Veo la disposición de la elite educativa para transferir conocimientos.

Veo un Aurelio y otros más, que competimos por tener seguidores y llenarnos de adulación pero, no educamos o llevamos o transferimos con responsabilidad el conocimiento educado y apegado a la ciencia.

 

Los capacitadores fueron arrojados al campo para cumplir con, primero, lo que el presupuesto y propuesta de política gubernamental del momento prometiera, y la necesidad de cumplir con la generación de empleos en las generaciones de educados que arrojan las universidades al ruedo como toreros, y al llegar a la plaza de los toros, no encuentran más que los cuernos porque los toros están en forma de chuleta y arrachera en los platos de los que creyéndose “aguzados”, esgrimen la corrupción como prenda y joya y dejan los estados y las dependencias en bancarrota y deudas que se llevaran generaciones para pagar; ¡mendigos arrastrados!

En gran parte, los capacitadores discapacitados no tienen la culpa de llegar a capacitar apicultores consumados, y no saber más que lo que las presentaciones de “power point” les permiten dar. Los apicultores de escritorio y lo gusanos de bibliotecas no son más que la hechura de un sistema fallido de abundancia de erario y cadencia de neuronas apegadas a la democracia, la esencia de construir patria, y el apego al amor por el concepto de honesta respuesta de responsabilidad ciudadana y para el ciudadano. Hemos gastado décadas echando culpas de nuestros problemas a extranjeros, tendencias y malabares de muros y amurallados al norte y sur de nuestro país. Hemos hecho un deporte de culpar a todos de nuestros males, pero en una sociedad democrática, la responsabilidad de cambio y progreso recae en todos, no solo en los que nos gobiernan. Es fácil e irresponsable culpar a las casas blancas y a los gobernadores que han dejado en bancarrota nuestros estados, pero y ¿nuestra responsabilidad en todo esto?

¿Qué has hecho tú que tienes un poco más que otros por tus hermanos?

¿Qué sacrificios estas dispuesto a hacer en favor del gremio?

No todo se resuelve con dinero y presupuesto, propuestas y programas; las respuestas a las problemáticas somos tú y yo; somos todos. El día que iniciemos sin morboso deseo de adulación a esgrimir liderazgos, el día que de los pulpitos de las iglesias se predique al Nazareno que camina sobre la mar y no al que da lástima ver colgado y derrotado y se nos pide ser como el, y nuestras, el día que los sacerdotes de todos los credos conviertan las iglesias en lugares de refugio para los necesitados y no fuente de sus excesos, el día que un servidor público sirva, y el día que la frase de que “el que no tranza no avanza” deje de existir en nuestro vocabulario y se esgrima como himno nacional, ese día, todo cambiara.

 

 

Regresando a lo primero, al platicar con los catedráticos llegamos a un acuerdo; crear la forma de capacitar de una manera formal, estructurada, reconocida y avalada, a todo aquel que ya ejerce como capacitador, y a todo aquel que intenta llegar a ese camino.

Estamos ya iniciando a forjar las ideas para presentarlo formalmente a las instituciones correspondientes para que así, ya siendo evaluada la propuesta y aprobada, formar el puente que llevara la transferencia de conocimientos de las universidades a los campos.

O somos parte del problema, o somos parte de la solución; hemos decidido ser parte de la solución y consolidar esfuerzos y solidaridad.

21 de nov. de 2018

Vocación personal para compartir el conocimiento y capacitación adecuada, suficiente y enfocada al mejoramiento social, requisitos indispensable del profesor, educador o capacitador.

Entradas más recientes
  • Con el afán implícito y auto otorgado de aportar algo bueno para los empresarios que muchas veces son pobremente definidos como solo Apicultores, me he tomado a la tarea de iniciar esta serie de lecciones que, espero aportaran un legado de conocimiento empresarial practico, sencillo y comprensible para todos. Para que te enteres, lo sepas, lo entiendas y comprendas; tú eres un líder y los lideres, poseen de habilidades prácticas y el arte de dirigir. Ya sea que solo eres tú, tú y tu familia, tú y tus pocos empleados desarrollando apicultura de tiempo completo, medio tiempo o en ocasiones para ganarte la vida o subsidiar tus ingresos; eres empresario. Por definición, el liderazgo “es un proceso de influencia social” que puede recibir instrucción o asesoría para desarrollarlo. En la historia tenemos ejemplos –buenos y malos, de liderazgo. Es de parte del General Chino Sun Tzu, un excelente filósofo, estratega y escritor quien describe el liderazgo de la manera más exquisita e incluso delicada y elegantemente descriptiva. “El Liderazgo es un asunto de inteligencia, confianza, humanidad, coraje y disciplina. Si dependes únicamente de tu inteligencia solo es rebeldía. Si dependes únicamente en tu compasión resulta en debilidad. Si dependes en la fuerza del coraje resultara en violencia. Si utilizas disciplina excesiva y dureza en tu comando resultara en crueldad. Solo cuando las cinco virtudes convergen y son representadas en su función, entonces, uno se puede llamar un verdadero líder.” Y es verdad, un líder debe siempre de pensar en el balance porque la debilidad, la derrota, la violencia, la crueldad pueden fácilmente manifestarse a través de nuestra falta de virtudes. Lo que define a un empresario Un empresario es creativo, es entusiasta, se puede depender de él, es curioso, tiene compasión, es motivado, tiene la capacidad de recuperarse de la derrota y sabe guardar secretos. Lo creativo de la persona depende de su capacidad de procesar información derivada de la percepción, la experiencia y su capacidad de crear conceptos derivados de su pensamiento e improvisación de conceptos derivados de esto. El empresario entusiasta respira, contagia y estimula para generar oportunidades. Ve coyunturas de oportunidad más allá de los temores. No existe nada más frustrante que un proveedor o un empleado en el cual no se puede depender. Para que los negocios sean exitosos, es necesario predecir lo impredecible para los demás, llegar un poquito más allá de lo que los otros no pueden ni quieren llegar. Pero para ello, es necesario que conozcamos nuestros límites – y no rebasarlos, y ser un proveedor predecible en el cual se puede depender. Un empresario que tiene compasión, crea en el lugar de trabajo una atmosfera o dinámica donde el empleado y los que están a su alrededor se sienten apreciados y por consecuencia son leales y productivos. La motivación es la llave para derribar las barreras que nos auto imponemos y externas. Una persona motivada es un dinamo de energía, esperanza y amor hacia lo que se hace. La curiosidad es parte del éxito - el permitirnos ser curiosos nos da la oportunidad de explorar fuera de nosotros mismos, arrojando el mensaje de que aceptamos nuestra condición humana, condición de vulnerabilidad y nos arrojamos hacia dentro de la esfera de influencia con los brazos abiertos, aceptando nuestra falta de conocimiento y nos abrimos a que los demás nos apoyen para encontrar respuestas a nuestras preguntas. Un buen líder debe de tener la habilidad de recobrarse de los fracasos. Uno de los mexicanos más exitosos y conocidos del mundo por su enorme capacidad como inventor, Tomas Alva Edison dijo: “No he fracasado. He encontrado 10.000 maneras que no funcionan” Muchas veces para triunfar, es necesario fracasar y para fracasar, solo sucede si intentas el triunfar. Un líder motivado, no necesariamente es una persona que es burda, tosca y hasta grosera en sus formas. Lo que sí es una persona que reconoce su propio valor y lo usa como parte de la estrategia y no como una arma contra los demás. Una persona que confía en si misma, genera confianza y se le estima como inspiración y guía en los negocios. Los creyentes de la Aristocracia – y de algunas formas de gobierno democrático pervertidas, piensan que el liderazgo es por derecho y alcurnia. Es para ellos, un derecho otorgado por legados patriarcales o matriarcales. Para la apicultura, es una obligación implícita y obligada para la sobrevivencia y superación en estos difíciles tiempos.
  • 1 - Os es más barato comprar azúcar y alimentar, que comprar más abejas. –no todos vivimos en paraísos de floraciones eternas. 2 - Conoceréis las muchas enfermedades de vuestras abejas, porque de no conocerlas, sucumbiréis a ellas. – no seáis como médico del seguro social que todo lo curan con aspirina. 3 - Sucumbiréis como apicultor, si vuestro camino no está pavimentado con conocimiento básico de biología apícola. –Un presidente copetón ya nos demostró lo que es caminar sin conocimientos y sin saber leer – y el precio que paga en la historia. 4 - Las abejas os picaran, aun si vuestro corazón sea dulce como la miel. Si quieres hacer apicultura de alto riesgo, hazla pero, sin afectar a terceros o inocentes. 5 - Si no tratáis vuestras colmenas contra el varroa, seguramente morirán – entiéndelo de una buena vez… ¡cabezón! 6 - Vuestra cuña se os perderá irreparablemente en alguna ocasión – así como cuando perdisteis vuestra inocencia al darte cuenta que Santa Claus no existe. 7 - Apercibidos habéis de estar, puesto vuestra familia y amigos, querrán hacer de tu sudor y trabajo, abundante miel gratuita para sus mesas. Entiende que es un negocio y como negocio; debes tratarlo. 8 - Vuestras abejas en ocasiones enjambraran, aun cuando intentes y hagas todo para prevenirlo. 9 - No todas las colmenas que tengan suficiente reserva de alimentos y conteos bajos de varroa en el invierno, sobrevivirán para la primavera. 10 – Aunque te creas la mama de Tarzan o el abuelo de Kaliman, las abejas muertas o enfermas no hacen miel; solo las vivas y sanas. 11 - No seáis tenedor de abejas o “saca miel”; aspira a entenderlas, conocerlas, razonarlas. 12 - Aprende a hacer divisiones, núcleos y reinas como parte de un sistema para sostener y financiar tu apicultura. 13 - Si eres tosco con tus abejas; ellas te lo dirán con piquetes. 14 - Intentar dominar las abejas, es como el que quiere arriar gatos. Ellas harán lo que quieran y en ocasiones, te permitirán participar. 15 – Un apicultor sabio es aquel que se previene con bastante equipo antes del flujo de néctar, durante y al final de la floración. 16 – Cuando inviertas en equipo, no seas codo e intenta comprar de la mejor calidad que tu gastado bolsillo te lo permita, no busques lo más barato porque lo barato… sale caro. – no sea que lleguen los tiempos malos donde digas; ¡Chin, que mal equipo me vendieron…! 17- No seas egoísta, comparte tus métodos y fórmulas que el mundo es muy grande, y generosa la existencia. Un día estamos aquí, otro día solo lo que hemos compartido queda. 18- Crea, conoce y trabaja con un calendario apícola donde, se identifiquen floraciones, tiempos, cambios de temperatura y todo lo pertinente para una buena Apicultura
  • Hace tiempo, viendo con dolor como afectan los frentes fríos, casi gélidos, los núcleos pequeños, se me ocurrió que pudiera hacer algo por ellos, los instalaría en una estructura de invernadero, donde estarían recibiendo el calor generado o capturado dentro de la estructura, y la piquera dirigiría a las abejas hacia el intemperie. La intención fue buena, pero las abejas tenían su propia agenda… Al bajar las temperaturas en el medio ambiente, las colmenas responden con menor producción de cría y por lo tanto, menos población. Si tienes menos población, es menor la cantidad de recursos que necesitas para mantenerlas. En mi experimento, instale 10 colmenas dentro de un invernadero y piqueras que dirigían hacia fuera, que, al llegar el invierno, siguieron recibiendo el calor y mantuvieron la postura fuerte. Subió la cantidad de abejas tanto, que se estaban muriendo de hambre, mientras que las que estaban fuera, con poblaciones normales de invierno, consumían a buen paso pero, con discreción sus reservas. Termine quitando el plástico que les aportaba calor, y tuve que alimentar la población. La genética de las abejas está diseñada para responder a los recursos que entran y ahí, radica la diferencia entre las carniolas y las abejas italianas. Las abejas italianas, han existido en climas benévolos y cálidos donde algo de floración siempre existe, que ya sea polen o néctar o ambos, permiten buenas poblaciones. Las abejas italianas no reaccionan rápido a los cambios de clima o entrada de recursos y mantienen sus poblaciones altas sin importar los cambios bruscos. Son buenas para el pillaje y por lo tanto, sobrevivientes. En cambio las carniolas, son abejas que se desarrollaron en lugares fríos y con temporadas largas de falta de flujo de recursos que les obligaron a ajustar sus sistemas para maximizar los recursos y aprovechar los tiempos. Si entra néctar o polen, las carniolas inician la postura directamente proporcional a ello, si bajan las temperaturas también reaccionan. Al llegar la primavera, los nidos tienden a ser muy pequeños en las zonas frías pero no es porque son malas para la postura, son más bien excelentes administradoras de los recursos y aprovechamiento de estos, directamente vinculados y atados a los cambios de clima y entrada de recursos. El invernadero me arrojo bastante población, pero en el momento cuando no había recursos para sostenerla. La naturaleza no se equivoca, si jugamos con las temperaturas internas en los tiempos inadecuados, nos arrojaran resultados que no siempre son aptos para el progreso.
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez