EXPLORA LA BIBLIOTECA

Hablemos de Abejas...

22 de oct. de 2018

La Enjambrazón

0 comentarios

 

La enjambrazón para el apicultor debe de significar dos cosas; mal manejo de la colmena y éxito al que llegas tarde.

Si una colmena es preparada o manejada para el alta producción, es necesario que tengas excelente población. La producción es así de simple; entre más población tienes, mas miel obtendrás. Las poblaciones altas representan retos, retos de manejo y equipo y con ellas, se garantizan las producciones altas. Pero una población alta, desata en la colmena el impulso por enjambrarse, y solo el apicultor informado, podrá prevenir o desactivar la presión de la enjambrazón.

En la apicultura moderna, las divisiones o crear núcleos de una colmena fuerte, han remplazado lo que en la apicultura antigua o en los medios naturales, se hace por medio de la enjambrazón. La enjambrazón es la división de una colmena de forma natural. Solo una colmena –en la mayoría de los casos, solo una colmena fuerte y exitosa, se enjambra. Existen otros factores como la enfermedad, la falta de alimento, los depredadores, lugares inseguros para las abejas que también causan la enjambrazón. Para todo propósito y tema de esta lección, asumamos que cuando digo enjambrazón, estamos hablando del impulso de la colmena de reproducirse.

Solo las colmenas fuertes y exitosas se enjambran, y si solo las más triunfantes en sus condiciones emigran; tu falta de prevención está contribuyendo para que tus mejores abejas emigren y se vayan de tus apiarios. Las enjambrazones no son garantía de una división o reproducción exitosa, muchas de las veces los enjambres no logran cumplir con los requisitos mínimos de sobrevivencia como lo es el almacenaje de suficientes alimentos para los inviernos, una población fuerte y sana para sustentarse, o en el caso de la población que se quedó, la garantía que la nueva reina sobreviva sus vuelos nupciales no existe y la colmena se ve envuelta en un riesgo del que depende su vida o su muerte. Los impulsos por enjambrarse no siempre son en los tiempos adecuados ni en las condiciones óptimas. Se pudiera asumir que una colmena llena de miel o de población causa una enjambrazón, pero es más allá de eso. La enjambrazón también tiene factores ajenos a las grandes poblaciones, es también por parte genética y la edad de la reina que mucho del impulso también se da. Es pues la prevención de la enjambrazón, un conjunto de maniobras por parte del apicultor que lograra prevenir –sino evitar, la enjambrazón.

Dentro de la enjambrazón se puede considerar que existe una correlación entre las condiciones óptimas de producción y población, entre edad de las obreras y edad de la reina, espacios vacíos y llenos, temperatura y floración. Todos estos factores son detonantes para la enjambrazón, pero también pueden ser los instrumentos para evitar o aprovechar una enjambrazón.

El apicultor moderno, deberá entender más allá de las cosechas, las floraciones, los tratamientos recomendados para comprender el impulso de enjambrazón. En el calendario apícola de cada individuo y su estilo de apicultura, deberá de entender de una manera especial lo que sucede durante la primavera, misma, que suele detonar los enjambres. La primavera cambia mucho entre un año y el otro, y todo tiene que ver no con las fechas o calendarios, la primavera apícola inicia con las reacciones de las floraciones a la humedad residual del invierno u otoños pasados, el calor y humedad relativa en ambiente. El dotante primaveral, de ser natural, puede iniciarse con una entrada constante de polen de buena calidad y un néctar abundante. En el caso de las abejas italianas, el detonante es una constante sin variantes y el crecimiento es continuo ya que se inicia. En las Carneolas, el incentivo de una abundante presencia de pan de abeja y néctar, es lo necesario para un crecimiento exponencial pero, con la falta de entrada de recursos o una temperatura correcta, la carneola reacciona de inmediato y dejara su postura. Cualquiera que sea el tipo de reina que tu manejas, existe una constante o común denominador que permite el crecimiento y con ello el peligro de enjambrazón; el común denominador es las buenas condiciones generales de la colmena. Para que la colmena tenga un impulso para la enjambrazón, no es necesariamente al inicio, en medio o al final del flujo de néctar, más bien se tendrán que reunir o presentar todas las condiciones climáticas y fisiológicas que al combinarse para permitirlo.

Una colmena –como un súperorganismo, tiene como objetivo principal la sobrevivencia. Al almacenar, poblar y mantener una salud constante, el primer objetivo es logrado. El segundo objetivo, para un súperorganismo estable y sustentable, es la reproducción. La enjambrazón es la forma que una colmena se reproduce, entre más exitosa sea, más pronto se reproducirá (enjambrazón), las colmenas que no son exitosa, no almacenan, no aumentan sus poblaciones, como en una cruel forma de selección natural; no se enjambran ni reproducen su genética.

Las celdas reales solo se presentan en dos ocasiones; en emergencias o para enjambrarse. Si son para remplazar reinas en condiciones de emergencia, esas celdas no serán del todo 100% lo mejor de la colmena. En el caso de celdas de enjambrazón, las celdas serán de gran calidad, se habrán creado con mucho cuidado y selección, y además, se habrán alimentado con la abundancia de una buena colmena. Las celdas reales de enjambrazón natural y no de emergencia, son creadas cuando la pupa y la postura en general es abundante, y la colmena, previendo una sobrepoblación, iniciara los preparativos para enjambrarse y es por eso, que un apicultor debe de “abrir el nido”, o sea, cuando esta la colmena fuerte y los bastidores llenos de pupa cerrada, deberá de agregar más cajones para que continúe la postura, o deberá de sacar bastidores ya sea para donarlos a colmenas más débiles o para hacer núcleos. La prevención de enjambrazones inicia en primavera con mantener un nido con suficiente espacio para que la reina tenga lugar donde depositar su postura, porque en el momento que las celdas están todas ocupadas, la colonia como súperorganismo tendrá el impulso de enjambrazón. La colmena recibe el mensaje que, por cada abeja que se vaya, cada bastidor lleno de pupa que se queda atrás, arrojara tres bastidores cubiertos de abeja. Si una colmena tiene 10 bastidores de pupa cerrada, las nuevas abejas al emerger, requerirán 30 bastidores de espacio vital para sobrevivir, y otros tantos con recursos para alimentarlas, y muchas más abejas volando y pecoreando, para mantener los recursos ingresando y sostener el crecimiento. El instinto de enjambrazón se da en condiciones precisas y especiales que permiten que la colmena original se recupere rápidamente de la perdida.

A menudo suelo hablar de los peligros de la alimentación, o sus beneficios. La alimentación artificial suele iniciar dos o tres siclos antes de las floraciones, con la clara y especifica intención de estimular la colmena para una expansión fuerte y con ello, llegar a las floraciones con colmenas en plena necesidad de pecoreo y almacenamiento de miel. Para que una colmena se enjambre, una de las señales tempranas que veremos es la pupa cerrada, o un nido tapado –cuando la miel no permite más postura porque las abejas, de tanta miel, han llenado hasta las celdas del nido con miel. Cuando se estimula con alimentación temprana, el nido se expande con el alimento proteínico y con el jarabe, y las poblaciones crecen rápido. Al crecer y llegar muy pobladas a la floración, tendremos que tener cuidado de proveer alzas o más cámaras de cría para que continúe trabajando nuestra colmena. Por lo general un nido tapado, al momento de instalarse las alzas, las abejas evacuan la miel hacia arriba, hacia las alzas, con ello abriendo espacio para la postura

El impulso de enjambrazón, se da más frecuente cuando el apicultor utiliza el sistema Langstrogh de forma incorrecta. El equipo Jumbo, -mismo que yo detesto, es más benigno en cuestión de enjambrazones. La razón es que las abejas buscan un espacio mínimo vital, y en la mayoría de los casos, siguen el patrón genético que la naturaleza les ha provisto y proveyó en abundancia hasta, que el humano con la deforestación, la destrucción de los contornos naturales, la domesticación de las colmenas, ya no hiso posible lo natural en abundancia y norma. Las abejas se adaptaron al espacio en los huecos de los árboles, cavernas y estructuras naturales. Fue en los árboles, que encontraron mayor protección contra los depredadores, y una mejor termorregulación debido al grosor que un árbol debe mantener, entre la cavidad y el exterior, por el simple fin de mantener la mínima estructura que permita la integridad del árbol. El grosor de la madera, a través de los múltiples microscópicos espacios de aire y capas de celulosa, provee la estructura térmica que las abejas necesitan y buscan y fue ahí donde encontraron y desarrollaron el crecimiento vertical ascendente en épocas de abundancia, y crecimiento vertical descendiente para la cría y nido. Las abejas en la naturaleza, mantienen una capa de miel y polen alrededor del nido, no solo como reservas, sino como una capa de protección y aislante contra los cambios bruscos de temperatura. La miel almacenada simplemente no es simple almacén alimenticio, es un factor y coeficiente de masa y acumulador de temperatura con el fin de aislar y contrarrestar los cambios bruscos del medio ambiente, y mantener el nido, en condiciones óptimas; la miel en el nido, actúa como una batería de energía calórica biológica almacenada, pero también como una batería de energía y balance del micro medio ambiente en la colmena. La colonia de abejas, como un súperorganismo sostiene y detona un impulso de enjambrazón en el momento que su espacio vital es insuficiente, ya sea por exceso de población o por falta de espacio para continuar con las funciones dentro de cada temporada.

El papel de las feromonas también se debe de entender. Una abeja reina nueva, tiende a tener más vigor en su postura y mejor transmisión de feromonas, lanzando a la colonia señales de salud, vigor, y bienestar. Las feromonas transmitidas por la reina, se diluyen cuando existe mucha población y la falta de feromonas en abundancia puede ser otro de los detonantes de la enjambrazón. El cambio de reina es beneficioso para el apicultor y la colmena, ya que provee el vigor y bienestar que solo una reina joven puede dar. Aunque para muchos de nosotros el cambio de reina es dificultoso, debe de ser una práctica cotidiana en nuestro manejo.

Para el apicultor que encuentra celdas reales a punto de emerger en una colmena que aún no se ha enjambrado, en la mayoría de los casos, el destruirlas, solo detiene por unos días la enjambrazón porque solo verán la destrucción como un accidente y no como una señal o detonante y remplazaran de forma inmediata las celdas. Las reinas que se mutilan de las alas para supuestamente prevenir enjambrazones, no previenen el impulso y a menudo, cuando llega el momento, la reina saldrá e intentara volar, y la población ya en vuelo, se detiene para esperar a la reina que seguramente será devorada por hormigas, sapos o pájaros, y la población preparada ya, volara con la primera reina virgen que pueda emprender el vuelo.

Métodos de prevención

Existen muchos métodos de prevención, pero ninguno involucra que te quedes en tu casa viendo la televisión, tomándote una “chelas” o jugando baraja con el compadre. Todos los métodos de prevención, requieren un monitoreo constante, diligencia del apicultor, manejo inteligente y constancia en las revisiones. Si buscas algún aparato o dispositivo, mediocremente encontraras el remedio mediocre para tu mediocridad. La enjambrazón es el método de la colmena exitosa de dividirse, de perpetuarse, de asegurarse que su genética continúe y aporte al contorno lo bueno que le hiso exitosa.

El primer método de prevención es un apicultor informado y educado. Saber qué hacer en el momento, entender tus opciones y estar preparado para actuar con rapidez.

El segundo método es abrir el nido; una colmena que tiene espacio para la postura, difícilmente se enjambra a menos de que sea por enfermedad, problemas del medio ambiente o falta de nutrientes. El abrir el nido, significa instalar un bastidor o dos, en medio del nido, para que la reina tenga espacio donde hacer su postura. Los bastidores llenos, se pueden intercambiar con bastidores vacíos de otras colonias más débiles, y de esa forma lograr dos cosas; balancear tu apiario, y prevenir enjambrazones.

El tercer método es agregar cajones cuando la cámara de cría ya se encuentra llena para que las mismas abejas saquen la miel que está en la cámara de cría y la suban a las alzas y de esa manera, ayudar a la reina a continuar su postura.

Un cuarto método es hacer divisiones y núcleos. Si quieres sacar miel y la floración esta ya cercana, entonces deberás de sacar solo unos cuantos bastidores por colmena para evitar la enjambrazón y hacer núcleos. Los núcleos serian para incrementar tus números o como forma de ingresos. Recuerda; un bastidor lleno de cría operculada, al emerger las abejas, cubrirán 3 bastidores vacíos. Las abejas que le quitaras a las colmenas fuertes, ser recuperaran rápidamente para la cosecha de miel, y tu tendrás lana (dinero) en los bolsillos –y eso que no eres borrego.

Quinto método es sacudir abejas de las más fuertes, para incrementar la población de las más débiles.

Sexto método es simplemente cambiar cajones de lugar, sin manejar nada dentro. Se inspecciona las colmenas del apiario, y con algún método que te funcione, evalúas y haces un record de cada una. Las más débiles, las cambias de lugar con las fuertes, las fuertes al lugar de la débil y a medio día que es cuando las abejas están en vuelo. Al regresar, fortalecerán las colmenas débiles, y las fuertes, continuaran con toda su pupa y recursos para que unos escasos días, regresar a su fortaleza.

Recuerda, el mejor método para prevenir la enjambrazón es la educación.

Entradas más recientes
  • El primer indicio de que estas en medio de un flujo de néctar, es la aparición de la cera blanca, cera nueva, cera frágil y hermosa… Pero a pesar que el flujo de néctar nos arrojara una serie de buenas noticias externas, palpables a simple vista, la mecánica de desarrollo interno en las colmenas es una frágil danza del instinto de reproducción. Una copla que, de descuidarnos, nos arrojara enjambres, mismos que significara perdida de tus mejores reinas y grandes poblaciones que dejaran de ser de tu apiario y cuidado. Pero, si quieres saber que harán las abejas; pregúntales a ellas… No me mal intérpretes, por supuesto que no espero que en un restaurante, con una tasa de café y un panecillo, te sientes con un enjambre de abejas güeras italianas de piernas largas y ojos grandotes a un lado y, tomando un sorbo de café y una bocanada de humo de cigarro, elevando tus ojos al cielo, como quien se pierde en la galaxia o busca moscas en el techo, haces preguntas al enjambre y este, bajo miles de zumbidos y danzas, te hace saber que ambos se han vuelto locos y que la gente –pinche gente, hablara de ustedes porque la libertad y la locura, son poco comprendidas… Una forma de aprender de las abejas y enterarte de que es lo que ellas hacen y quieren; es a través de la observación. Y para observar, de forma metódica el comportamiento natural de las abejas, no hay otra mejor que observar las abejas silvestres dentro de un hueco de algún árbol. Ahí, solo son las abejas haciendo apicultura, ahí, no existen los programas de gobierno ni los subsidios ni mucho menos los presupuestos. Ahí, o sobreviven por si mismas o se las carga la calavera. Ahí no existe el manejo de primavera, ni de invierno, ni alimentas ni te robas la miel. Ahí solo sobreviven por sus instintos, genética y forma heredada e instintiva para la sobrevivencia. En los troncos huecos, las abejas almacenan mucha cera en penca, en anticipación para los flujos de miel, la necesidad de expandirse, y todo lo que conlleva la sobrevivencia del enjambre. Las abejas mueven la miel del nido hacia arriba durante la primavera y verano, ya sea que la muevan para almacenarla o para consumirla, pero abren paso para satisfacer sus necesidades e impulso de sobrevivencia o enjambrazón. En los huecos de los árboles, la miel aparte de ser el alimento que les dará la capacidad de calentar el nido por la energía calórica que significa, también juega un papel importante en la termorregulación de la colmena. Es una gran batería de almacenaje de calor que, ayuda a mantener la temperatura estable en medio de altibajos de temperatura en el exterior. El apicultor, ha aprendido por costumbres y enseñanzas, a subir alzas pero, ya cuando la población esta fuerte o la floración están a toda velocidad. Tenemos miedo de subir alzas quesque porque “se enfría el nido”. Yo que he trabajado y trabajo muchos nidos en árboles, puedo testimoniar que ellas siempre tienen las pencas de cera lista e instalada esperando el flujo del néctar. Para nosotros es solo producción de miel, para ellas es la sobrevivencia de las colmenas y ellas, anticipan el crecimiento y flujo de néctar desde siempre y se preparan para ello. Las abejas no siempre se convierten en máquinas incansables de postura y alimentación de larva, ellas también entienden y calibran la necesidad de reducción del nido para aprovechar y almacenar el néctar que en esos momentos entra de forma fuerte. Es necesario entender que las abejas tienen como instinto y lo practican en los troncos huecos, el de contar con panales de cera extra y abundante para aprovechamiento de flujos de néctar y condiciones climáticas óptimas para ellas. El crecimiento de la colmena inicia al final del invierno, sin flujo de néctar, lo hacen con el consumo de energía o recursos almacenados. Las abejas almacenan en panal el polen y miel, y en su cuerpo las proteínas y elementos nutricionales necesarios para un buen desarrollo y solo requieren de agua adicional. Para que una colmena se enjambre, necesita recursos, abundantes recursos y no es sino hasta que logra una expansión en el nido tanto de población, como de almacenaje de alimento. Cuando la colmena almacena miel operculada en las alzas sobre el nido, y el nido se expande, la colmena no necesariamente almacenara néctar arriba de las alzas con miel operculada. A menos de que el flujo de néctar sea fuerte, muy fuerte, las abejas perciben la miel operculada como el límite de su colmena, el bordo solido que absorbe energía calórica durante el día y en la noche la libera. Esta es una de las razones porque las abejas tienen problemas en almacenar miel sobre bastidores ya operculados, y no lo hacen, sino hasta que consumen la miel y dejan las celdas abiertas o en un flujo fuerte de néctar. Las colmenas que se preparan para enjambrar tempranamente, típicamente no almacenan néctar arriba de las reservas. En la preparación para la enjambrazón, la colmena inicia a cerrar o reducir el nido, inicia a consumir néctar y a iniciar celdas de enjambrazón. Para aprovechar los flujos de néctar, el apicultor debe de romper la barrera de la miel operculada sobre el nido. Una de las posibles razones que las abejas no almacenan néctar sobre bastidores de miel operculada, es por efecto de la termorregulación de la colmena y la necesidad de mantener ese fino y perfecto balance. La miel, que actúa como una batería calórica – masa calórica, aislaría los bastidores con néctar que, por razones propias de almacenaje, tendrán que deshidratarse y la miel operculada, aísla el néctar del calor del nido y la deshidratación se hace dificultosa. Una forma de determinar si la miel operculada es solo miel que está siendo transferida de unos bastidores a otros, es por la apariencia del opérculo. Si la colmena necesita espacio para el nido, y la miel operculada ha creado una barrera, las abejas la mueven en tendencia ascendente y como no existe el flujo de néctar que incentive la producción de cera nueva, las abejas reciclan cera vieja y hacen el opérculo que, ya no será con cera nueva y blanca, será con cera previamente utilizada y ya obscurecida con mieles y propóleos. La cera nueva y blanca la producen las abejas nodrizas y en la expansión temprana del nido, las abejas que trabajan el nido son abejas viejas y sin capacidad óptima para crear cera nueva. Además de abejas nodrizas, se requiere de una temperatura óptima para la creación abundante de cera nueva y la colmena que sale apenas del invierno, concentra todos sus recursos en solo calentar el nido y con una población limitada y solo de sobrevivencia. La presencia de la cera blanca indica flujos nuevos y fuertes, posibilidad de enjambrazón y abundante cosechas. La acumulación de miel siempre se limita al espacio que les damos, la cantidad de abejas pecoreadoras que se mantienen en la colmena y las condiciones climáticas. Las condiciones climáticas son ajenas a nuestra manipulación, pero llegar a los flujos de néctar con una población fuerte, y proveer el espacio necesario para el almacenaje de miel; los dos pueden ser manejados con éxito por el apicultor.
  • Bien, cuando hablamos de las abejas mordelonas, no debemos de dejar que nuestra imaginación nos lleve a una dependencia de gobierno, ni de agentes de tránsito, que buscando resolver los problemas de embotellamiento o abarrotamiento en las ventanillas donde se pagan las tarifas o multas, piden dinero “para ahorrarle la molestia de ir a la delegación”. No, no dejen que se los lleven los malos pensamientos. Las abejas mordelonas, han aparecido desde siempre, pero ahora, se ha seleccionado o están en proceso de seleccionar genética de abejas que, muerden el varroa. Ya habían identificado abejas que muerden las patas pero, en este caso, se han identificado abejas que tienen las mandíbulas sedientas de justicia, abejas tan terriblemente agresivas contra el varroa que no solo le muerden las patas – como niño hambriento que se le da una pata de pavo, sino que le siguen con todo el cuerpo como quien se comiera una torta de milanesa. Los productores de abejas de la cooperativa Heartland Honey Bee Breeders de Virginia USA, encontraron hace años en la línea Italiana Roja, abejas que mordían los interiores de las cajas, y desde el 2005, se conectaron con un criador de reinas de esa línea, que ha seleccionado la genética que muerde no solo las patas de acaro, sino muerde el cuerpo entero y lo destruye con furia. Esta característica, ha generado una conducta higiénica que mantiene las colmenas con un conteo muy bajo de varroa, de tal forma, que no es necesario tratar con medicamentos o ungüentos mágicos. La cooperativa inicio su programa de genética con abejas Minnesota Hygienic – famosas por tener características extremas de higiene, luego metieron abejas de Harbo y Harris, que son famosas por atacar el varroa, le agregaron la New World Carniola, por ser una abeja con características fuertes de “espulgado” – donde se espulgan unas a otras y se quitan los paracitos, agregaron genética de nuestro amigo Michael Palmer y de la Buckfast norteña, para agregar características de sobrevivencia invernal. La extraña mescla de genéticas, ha generado la abeja mordelona, muy sobreviviente e higiénica. Las acciones que las abejas toman contra el acaro varroa, es primero el espulgar el varroa las unas de las otras, luego, morder hasta matar y destrozar el acaro. La cooperativa está trabajando arduamente con la Universidad de Perdue, con el fin de crear el mecanismo de genética que pueda incluir todas estas características deseadas en la abeja del futuro.
  • Si yo fuera un rey, claro que no utilizaría un excluidor de reinas, porque como Rey de mi casa que soy, quiero a la reina de mi corazón y tripas, que haga lo que una reina hace y quiere. Así también en las colmenas, la reina que se excluye o limita, tendrá un desarrollo limitado - artificialmente. Pero, dejemos mi opinión personal por un lado, y expliquemos los básicos de un excluidor y sus problemas. Un excluidor, limita la postura de la reina, el limitar la postura, se limita la cantidad de abejas en la colmena, al limitar la cantidad de abejas en la colmena, se limita la producción de miel, al limitar la producción de miel, se limita nuestra capacidad adquisitiva, al limitar la capacidad adquisitiva se limita el producto bruto interno de un país, al limitar el producto bruto interno de un país, se limita la capacidad de desarrollo del país, cuando se limita la capacidad de desarrollo de un país, se limita el gasto publico principalmente en proyectos de obra social, cuando se limitan los proyectos de obra social, el pueblo entra en descontento colectivo, y si el pueblo entra en descontento colectivo; se avalancha sobre las calles a manifestarse y arruinan nuestros planes para visitar el centro histórico de la ciudad de México. –Por eso yo no quiero excluidores en mis colmenas, pero, cada quien tiene diferentes formas de ver las cosas y lo explicamos pues. El apicultor que utiliza el excluidor, lo hace por lo conveniente de levantar alzas, que solo contengan miel porque la reina se queda abajo del excluidor. Pero si el objetivo es ese, la producción de miel se afecta. En mi esquema de apicultura, yo utilizo dos cajas Langstrough, o cámaras de cría. Es conveniente y facilita invernar en climas extremos, además, su capacidad de almacenaje, permite un desarrollo mayor en la primavera. En la primavera, las abejas que invernan en dos cámaras, se reducen regularmente a ocupar un solo cajón, y de los dos cajones, terminan regularmente en el cajón de arriba. En estas fechas, se cambia el cajón de arriba hacia abajo y viceversa, proveyéndole así a la reina, lugar para la postura, puesto que los bastidores ya vacíos al final del invierno, tienen celdas disponibles para una rápida expansión. De esta manera, yo evito utilizar el excluidor, además, si la expansión de las abejas cuando la reina es muy prolifera, me lleva a colmenas con más de dos cámaras de cría, ya que llenen la tercera, yo divido todo en varias colmenas o dependiendo del tiempo, en dos bien pobladas, así es que el exceso de cría termina convirtiéndose en otra colmena que puedes poner a la venta o para producción de miel. El excluidor limita el espacio por donde pasan las abejas entre cajones, y como las obreras son menos gordis, la reina de amplias caderas, no pasara por el espacio ofrecido que es de 4.1 mm.
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez