EXPLORA LA BIBLIOTECA

Hablemos de Abejas...

15 de nov. de 2018

¿Cómo se comunican las abejas?

0 comentarios

 

 

 

Una colmena puede llegar a tener hasta 120 mil abejas en una época de grande población, pero los estándares oscilan entre los 60 000 individuos por colonia. Pero, ¿cómo se comunican tantos animalitos? ¿Cómo es que todos saben dónde y cómo deben de hacer esto y lo otro?

¿Cuándo y quien decide cada actividad? Los humanos, somos animales sociales, pero nos gusta la individualidad, nos gustan los espacios y pertenencias exclusivas y nuestras. Una colmena, en su calidad de súper—organismo, alcanza un lugar muy importante en su nivel de inteligencia dentro del mundo animal, y pocos organismos como ellas, pero, en conjunto. Una abejita apis melífera sola, no podrá subsistir ni vivir, porque sus decisiones diarias, dependen de las necesidades del colectivo colmena, y la comunicación entre ellas, es el factor que las mantiene en orden. A las abejas, se les puede observar como comparten comida entre ellas, como con sus antenas se acarician entre sí, pero el significado de estos comportamientos, aún no está claramente definido. Las abejas, claramente se dividen las labores cotidianas, y cada una tiene su función totalmente definida, pero, eso, se da por castas, por edad, y porque en su momento las necesidades de la colmena son imperantes y deciden de acuerdo a esto y el vínculo entre individuos, necesidades y respuesta; es la comunicación.

Las abejas se comunican con feromonas como forma primordial de comunicación; emiten substancias que por la variación de olor, les indican a los diferentes miembros de la colmena, la situación en general y particularidades. Las feromonas de la alarma –cuando se sienten atacadas o en peligro, las feromonas atrayentes sexuales –cuando es necesario fecundar y ser fecunda, y otros atrayentes y repelentes, son todos gobernados por un sistema complicado de substancias que emiten olores reconocibles a ellas.

Las abejitas también se comunican con la danza. No estamos hablando que ellas bailen Zumba o se tomen las reinas de un tubo y seduzcan a esa bola de zánganos que solo está tratando de hacer de las suyas, no!, las abejitas, transmiten información importante moviendo su colita de una forma rápida, y haciendo lo que parecen círculos. El profesor Karl Von Frisch, experimento por décadas y encontró que las danzas y vibraciones son parte de un sistema muy sofisticado de comunicación, y también concluyo, que las abejas emitían sonidos, pero que no eran parte del sistema de comunicación; y en eso se equivocó. Conforme paso el tiempo, las investigaciones nos llevaron a concluir que si existe la comunicación por medio de los sonidos, y que las antenas, al formar un ángulo de 90 grados entre ellas, se convierten en un poderoso instrumento receptor de las vibraciones que emite todo sonido y movimiento.

Cuando una abejita llega a encontrar un lugar donde abunde el néctar, el polen, o algún otro recurso que la colmena necesite al momento, esta muestrea el campo, y regresa –aquí le pondré mucha crema a mis tacos; Regresa, jubilosa y con sus reservas llenas, y con una gran danza al estilo Shakira, mueve sus caderas, y de su cintura se desprende la buena vibra y atrae la atención de toda la concurrencia, y con su danza, indica la dirección, latitud, y distancia exacta donde está la comida o todo aquello que buscan. La danza, logra comunicar a través del tiempo y forma de sus movimientos, toda la información requerida para que se aprovechen los recursos. También, la abeja al danzar, transmite vibraciones por medio de los medios a su alrededor, y las pencas de cera, siendo un gran transmisor de vibraciones; actúa como el internet de la colmena. Si, el chisme se corre rápidamente cuando tienen buenas noticias, y malas también. La resonancia acústica de las celdas, las pencas, y la miel, hacen llegar la información a todas las abejas, y estas, de acuerdo a lo que está llegando a la colmena, y de acuerdo a las transmisiones recibidas, actuaran como respuesta a lo recibido. Y la reina puede acelerar su postura, las nodrizas pueden comer más miel y producir más cera, y las nuevas abejitas tomaran su papel correspondiente en respuesta todas, a la comunicación, de esa forma, las colmenas aseguran el éxito adecuado. Es conocido que una colmena promedio, recaba todos sus recursos que le permitirán entrar al invierno con cuantiosas reservas, en tan solo 10 a 15 semanas en todo un año. Es posible que las abejas encuentren recursos todo el año donde el clima así lo permite, pero no en todos los lugares sucede esto, mucho menos en México donde sus climas y regiones son tan diversas la una de la otra. El gran potencial y habilidad en su forma de comunicarse, permiten el alto rendimiento y eficiencia para facilitarles la sobrevivencia en tiempos de ausencia de alimentos. Durante la danza al estilo Shakira, la abeja que encontró una fuente abundante, danzara y danzara incansablemente hasta que sus compañeras “agarren la onda” y allegándose a ella, con todos sus sentidos, toman de la danzante, la información requerida y además; una muestra de lo que está allá donde se les indica!, Si!, al encontrar alimento abundante, la abeja que lo encontró, marcara la zona con feromonas, luego, tomara néctar de varias flores, luego, al llegar a la colmena y danzar, les compartirá una muestra de olor o el mismo liquido del néctar o lo que haya encontrado, para que estas, al llegar, se dirijan directamente a donde se encuentran los recursos necesarios.

Entradas más recientes
  • No es un secreto; entre más abejas tiene una colmena, más producción tendrá. Entonces, si tu apicultura requiere de alta producción o es enfocada a la producción de miel, tu sistema de manejo deberá incluir una forma específica para mantener altas poblaciones listas para la cosecha. Hace más de 50 años que el Dr. C.R. Farrar, a través de mucha experimentación, logro mantener nidos de 3 cámaras de cría con la manipulación del nido y los bastidores de manera constante, y con ello, descubrió también que el instinto de enjambrazón se reducía considerablemente. Este es el concepto de un nido sin límite, y con ello, se logran las grandes poblaciones. Para muchos apicultores, las grandes poblaciones resultan ser un problema y hacen siempre todo lo posible para bajar la población – grave error. Una gran población debe de ser sinónimo de ganancia, que en forma de producción de miel, polen, propileo, cera, reinas e incluso núcleos o colmenas enteras, se deben aprovechar. Una alta población siempre ha causado susto en los apicultores porque de no saberse manejar, arrojara enjambres y una colmena que se enjambra, no produce miel. Las colmenas, para enjambrarse, requieren de una población de abejas adultas, jóvenes y nuevas. En su intento o proceso para enjambrarse, lo primero que se ve es el almacenamiento de miel en las celdas altas del nido, donde cada abeja que nace, es remplazada con néctar y de esa manera, paulatinamente reducen el nido. Las abejas en su instinto de preservación, tendrán la enjambrazón siempre latente cuando se encuentran en posibilidad de reproducirse por medio de la enjambrazón. La manipulación que debe de darse, es a través de mover miel en una tendencia ascendente, y proveyendo de celdas vacías de las intermediaciones inmediatamente ascendentes al nido. Las abejas al ver celdas vacías arriba del nido, tienen por urgencia llenarlas de néctar para mantener la termorregulación de la colmena pero, siempre y cuando tengan en la o las cámaras de cría, el suficiente espacio para la postura. La manipulación del nido y colmena se puede resumir en 4 pasos básicos; Mover la miel que se almacena arriba del nido desde muy temprano en la temporada. Mover miel que se almacena directamente adyacente o contigua a los bastidores con postura. Proveer de bastidores vacíos en los límites superiores y laterales del nido. Trabajar las colmenas con diligencia durante la época temprana de enjambrazón para poder reaccionar a tiempo en el momento que las colmenas inicien a tapar el nido. El instinto de enjambrazón, al verse manipulado, se cambia en un estado continuo de lucha por llenar los espacios adyacentes al nido, con miel y la creación de celdas reales no iniciara sino hasta que tengan las condiciones propias para enjambrar. El mantener el nido “siempre abierto”, hace que toda la colmena se dedique a fortalecer con postura o miel, las fronteras del nido y esto, causa la alta producción durante un flujo de néctar. Debemos de aprender a observar cuando las colmenas inician a saturar con miel el “techo” del nido, porque un “techo” de miel o de bastidores solidos con miel, calma el instinto voraz de almacenamiento de miel. Almacenaran porque tienen abundancia, pero no porque a través de la manipulación se logra un almacenamiento más agresivo para crear ese “techo” – necesario para la termorregulación. Una de las formas es sacar bastidores de miel que está directamente almacenada arriba del nido, subirla a otra caja intercalando bastidores vacíos con bastidores llenos, y la “violación” de ese espacio o “cielo”, creara un sentido de urgencia para cerrarlo de nuevo. Esta “ruptura” del espacio o cámara o “cielo” de miel, envía un mensaje de abundancia de espacio disponible a la colmena que evita la enjambrazón. Las colmenas se dedican a producir miel y cría para llenar ese espacio que, gracias a la manipulación del apicultor, parece siempre estar necesitado de más miel o más cría o ambas. La manipulación de bastidores, debe de ser de 4 a 6 semanas antes de la aparición de la cera blanca para una mayor efectividad. Para verificar si tu sistema de expansión continua del nido y el almacenamiento de miel funciona propiamente, deberás de observar el aro de reserva de miel, fuera de tu cámara de cría y la cría, se subirá en ocasiones a las alzas de miel, que en darse el caso, solo se deben de remplazar los bastidores con bastidores vacíos y los que ya tienen miel y larva, se suben a la parte más alta de tu sistema para que las abejas terminen su siclo y esas celdas las llenen las abejas con miel. El aro que forman las abejas entre el nido y la miel, deberá de contener celdas en todo tipo de estado de desarrollo, y el nido, deberá de contener una postura sólida que, ya sea en celdas operculadas o abiertas, demuestran una buena y abundante alimentación y sanidad de la colmena con postura sólida y celdas con larva sobre una abundante cama de alimentación. Así mismo, se debe de mantener un espacio de celdas vacías y disponibles para la postura en el aro o espacio entre postura y reservas – esto es el concepto del nido sin límite, que es con el fin de obtener grandes poblaciones en todo momento y las grandes poblaciones producen grandes cosechas. 9
  • Un paquete es básicamente un enjambre en una caja con una reina nueva. Se les conoce también como “enjambre sacudido”, porque provienen de sacudir bastidores de una colmena fuerte. Son muchos los sistemas, y varios los motivos para hacer paquetes, pero, hablare solo de dos estilos. El paquete americano Un paquete americano, es manejado en 1 kilo, 1.5 kilos y 2 kilos. Claro, entre más kilos tenga, más caro es y más productivo será. Un kilo de abejas contiene más o menos 7 mil abejas y el más recomendable de los paquetes, tendrá que ser de más de 10 mil. Para climas cálidos, la cantidad de abejas parece no interesar tanto, ya que la masa mínima o la inclaustración invernal, el monto necesario para mantener la temperatura óptima, se minimiza por la temperatura alta. Pero, entre más abejas tienes, mas producción y más rápido será el desarrollo. Para producir paquetes es necesario producir colmenas fuertes, para producir colmenas fuertes, es necesario buena alimentación natural o artificial, para aprovechar la alimentación, se necesitan colmenas sanas y libres de problemas, para obtener colmenas sanas, se necesita el conocimiento y disciplina de momentos, para el conocimiento necesitas leer, experimentar, observar, y rodearte de gente experta en la materia de crianza de abejas. Con esto te digo que la producción de abejas para la venta, es negocio pero, para el que ya ha dominado otros aspectos de la apicultura cotidiana. El paquete americano inicia inmediatamente después de la polinización del almendro. En USA la apicultura depende en un 60% para generar sus ingresos, en la polinización y en todo el mundo, esta es ya una tendencia inevitable. El valor que aporta la apicultura a la producción de alimentos, es ya de conocimiento general y solo falta que nosotros los apicultores les demos el valor real al rol de las abejas. Para la polinización, se generan colmenas fuertes y al momento de la polinización se genera mucho polen y néctar de gran calidad, y en estados como Georgia y el sureste de Texas, la floración que inicia fuertemente produciendo grandes cantidades de abejas temprano en la primavera. Los estados más productivos de paquetes son Georgia, Texas y California, donde una combinación de buen y cálido clima, con buena humedad, genera las condiciones perfectas para producir paquetes y las reinas que estos demandan. Las colmenas después de la polinización se alimentan agresivamente con jarabe y torta proteínica estimulando así, la postura y generando cajas repletas de abejas. Los apicultores logran obtener de 3 a 4 cajones de cámara de cría donde abundan las abejas y como la floración y cosecha esta aún lejana para ellos, capturan o cosechan abejas de las colonias fuertes para hacer sus paquetes y además, el principal detalle o reto es mantener las colmenas tan fuertes como sea posible, pero evitar la enjambrazón. Las colmenas se abren, y se busca la reina en la mayoría de los casos, en otros, no se busca la reina y se sacuden los bastidores sobre un embudo que es coloca sobre una caja/jaula, y llegando al nivel adecuado o deseado, se deja de sacudir bastidores, se cierra, se les pone una lata de jarabe y una reina en jaula. Algunos ponen pedazo de material excluidor de reinas en el embudo para separar las reinas. El paquete europeo, es cosechado después de la cosecha de miel. Muchos de los apicultores que se dedican a la miel , anticipando la producción de paquetes instalan un excluidor de reinas entre la cámara o cámaras de cría y las alzas, y al momento de cosechar miel, sacuden las abejas en las alzas sobre los embudos para cosechar simultáneamente enjambres y miel, dejando las colmenas con las cantidades de abejas necesarias para sostener el crecimiento de su ahora colonias sin tantos cajones, y cosechando abejas para no tener que mantenerlas sin recursos y además, sin tanto espacio después de las floraciones.
  • Se dice que todos los insectos se comunican, pero las formas de comunicación, transmisión de información, detonantes biológicos a través de ellos, y decisiones colectivas son aun un misterio para la mayoría de los expertos. Somos seres complejos y sujetos a muchos actos naturales que pareciendo ajenos a nuestras personas, estamos sujetos y dependientes de ellos. Las mareas, las diferentes etapas de la luna, las estaciones, e magnetismo, la rotación de la tierra, y aun la posición estelar, nos afecta de alguna forma, y se pudiera decir que nos permite identificarnos y de cierta forma comunicarnos en manera conjunta entre nosotros. Somos todos hijos del mismo creador, y estamos ligados a su huella sobre la misma existencia. Las abejitas al igual que nosotros, responden a todos esos estímulos y comunicación del mismo universo, para efectuar sus tareas diarias y detonar las actividades que las aran exitosas y propagar la especie. Pero, aun que hablemos de una comunicación, información explicita, y normas naturales que forjan los siclos de vida de las colmenas, debemos de saber, que las abejas también se comunican entre sí, con olores, vibraciones, danzas y sonidos audibles que no dejan de ser mas que vibraciones con frecuencias audibles para nosotros. Las abejas que típicamente forman colonias de 50,000 individuos, son altamente sociables en la maravillosa comuna llamada colmena. Se cuidan a sí mismas, y sobreviven sin intervención humana y prosperan sin nuestra ayuda, pero para que eso suceda, esos 50,000 individuos tienen que tener la forma de comunicarse para garantizar su éxito. Todas las formas características de comunicación de las abejas, está ampliamente explicado y documentado. Es sabido que cuando una abeja encuentra un flujo de néctar importante, regresara a la colmena para comunicar su hallazgo proveyendo vectores, latitud, distancia y tipo de flujo además de que tan importante es. Es a través de una danza “8” que estas se comunican para ello y que ese movimiento de cadera, muslo y pecho; ¡la misma Shakira envidiaría! El Doctor Robert C. King y el Doctor Wenner de la Universidad de California en Santa Barbara, decidieron grabar estas danzas, pero con sonido. Descubrieron con ello, que las abejas emiten sonidos durante la danza “8”. En estos sonidos, la frecuencia de 32 siclos por segundo se pudo observar, y que la duración de la frecuencia durante la danza, es directamente proporcional a la distancia que las abejas como fuente de néctar, polen, propóleos o agua. Los resultados de la investigación fueron tan contundentes, que se estableció que las abejas reportan la distancia a las fuentes de recursos con un lenguaje audible. Pero, ¿cómo es el mecanismo que produce estos sonidos? Al principio, se asumió que las imitadoras de Celia Cruz, Jennifer López, y de Juan Gabriel, al mover sus abdómenes, producían los impulsos de sonido, pero para comprobarlo, se les pego un pedazo de celofán a un micrófono y el celofán, se coloco de forma que cuando las abejas al regresar y bailando una Cumbia, cualquier sonido fuera transmitido al micrófono. La frecuencia de los sonidos emitidos y grabados, resultaron ser en una frecuencia de 2.5 mayor intensidad que las vibraciones de las caderas de nuestras bellezas latinas –las abejas eran italianas nacidas de zánganos mexicanos quiero creer yo. De manera simultánea, en la Universidad de Múnich en Alemania, Harald Esch atando un imán al abdomen de las abejas, demostraría que la danza y sonido, tenían diferentes orígenes. Ahora bien, si un avión se le asigna un destino y procedencia, y se viaja a determinada velocidad, ¿Qué pasa cuando la velocidad es continua, pero la distancia recorrida es menor porque se enfrenta a una corriente de aire que causa tardanza? ¿Cómo sería posible que las abejas compensaran por las condiciones de viento que enfrentan y aun así, conservar la comunicación verídica? Simple; las abejas siempre tratan de viajar a la misma velocidad tomando el contorno geográfico como referencia, y compensan los vientos con acelerar o desacelerar la velocidad de las alas, para contrarrestar el efecto de los vientos.
REGLAS DEL SITIO
REDES SOCIALES
Prohibido el contenido ofensivo.
No al SPAM.
No a la publicidad abusiva.
No se permite la difusión de ningún material con derechos de autor.
La decisión del administrador es definitiva.
Por favor se decente.
Haz Click Aquí para ver más reglas
WHATSAPP
CONTÁCTAME
  • Foro Apicola Mexicano
  • Twitter Aurelio Páez